VACUNACIÓN. Florida ha recibido 3,4 millones de dosis. | Foto: Efe.

Hasta el jueves, poco menos del 20% de la población de EEUU estaba completamente vacunada, lo que brinda a unos 66 millones de personas una fuerte medida de protección contra una enfermedad que ya ha matado a más de 500 mil estadounidenses.

Por el contrario, Covax, un impulso respaldado por la Organización Mundial de la Salud para una distribución equitativa, tiene como objetivo asegurar dosis suficientes para cubrir hasta el 20% de las personas en los países participantes para fines de 2021, pero es posible que no cumpla con ese objetivo relativamente modesto, según los expertos.

La brecha entre los que tienen y los que no tienen vacunas se está ampliando, alimentando la frustración y potencialmente extendiendo la pandemia.

«Es inconcebible», dijo Zain Rizvi, un experto en acceso a la medicina en Public Citizen, un grupo de vigilancia. «Muchos países tendrán suerte si para fin de año están cerca de donde está ahora EEUU».

Te puede interesar: CLAVES: ¿Funcionan las vacunas contra las variantes del COVID-19?

Carrera de las vacunas más allá de EEUU

Hasta ahora, la carrera de las vacunas ha estado dominada por un puñado de naciones relativamente ricas: más notablemente Israel, donde casi el 57 por ciento de la población estaba completamente vacunada el 7 de abril; Chile, alrededor del 22 por ciento; y EEUU. Gran Bretaña también se ha estado vacunando rápidamente, pero ha retrasado las segundas dosis mientras intenta dar una primera a la mayor cantidad de personas posible.

Mientras tanto, Our World in Data estima, basadas en datos informados públicamente, que al menos el 5 por ciento de la población mundial ha recibido una dosis, con el número real (incorporando el recuento no público de China) quizás entre el 6 y el 7 por ciento.

Los acuerdos de suministro prioritario, las restricciones a la exportación y otros medios de acaparamiento por parte de las naciones ricas han contribuido a una grave crisis de suministro mundial y han dejado a muchos países en apuros.

Covax ha administrado 38 millones de dosis, lo que brinda inyecciones que potencialmente pueden salvar vidas en lugares y personas que de otro modo podrían pasar sin ellas. Sin embargo, divididas entre 100 economías, esas dosis representan solo una fina capa de protección.

The Washington Post. Traducción libre por El Tiempo Latino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.