FRONTERA. La administración Biden busca cómo lidiar con un aumento de la migración proveniente de Centroamérica y México. | Foto: Efe.

Trece fiscales generales estatales republicanos demandaron al gobierno de Joe Biden por una disposición que se encuentra en el estímulo económico de $1,9 billones aprobado por el Congreso y firmado por el presidente a principios de este mes y que los hombres alegan es inconstitucional.

Presentada en el tribunal del distrito federal de Alabama este miércoles, la demanda impugna una parte de la Ley del Plan de Rescate Estadounidense pues prohibiría a los estados hacer uso de miles de millones de dólares en ayuda federal para compensar recortes de impuestos, reseñó The Hill. Además se calificó como «uno de los acaparamientos de poder más atroces por parte del gobierno federal en la historia de los Estados Unidos».

«Nunca antes el gobierno federal había intentado una toma de control tan completa de las finanzas estatales. La Constitución prevé estados co-soberanos, no un gobierno federal que obligue a las legislaturas estatales a renunciar a una de sus funciones constitucionales básicas a cambio de un gran cheque equivalente a aproximadamente el 25 por ciento de sus respectivos presupuestos generales anuales», dijo el fiscal general de Virginia Occidental, Patrick Morrisey.

A la manifestación de Morrisey, hecha en un comunicado, se unieron sus homólogos en Alabama, Alaska, Arkansas, Florida, Iowa, Kansas, Montana, New Hampshire, Oklahoma, Carolina del Sur, Dakota del Sur y Utah.

La medida llega luego de que el fiscal general de Ohio, el republicano Dave Yost, presentó una demanda similar.

El Departamento del Tesoro fue nombrado y acusado en ambas demandas. Pero, anteriormente un funcionario de la entidad defendió el mandato fiscal como respuesta a una carta de un grupo de fiscales generales estatales republicanos los cuales manifestaban su preocupación por el estímulo económico.

«La ley no dice que los estados no puedan recortar impuestos en absoluto, y no dice que si un estado recorta impuestos, debe devolver todos los fondos federales que recibió. Simplemente les indicó que no usaran ese dinero para compensar la pérdida de ingresos netos si el estado opta por reducir los impuestos. Entonces, si un estado recorta los impuestos sin reemplazar esos ingresos de alguna otra manera, entonces el estado debe reembolsar al gobierno federal los fondos de ayuda pandémica hasta el monto de los ingresos perdidos «, dijo el vocero en un comunicado.

Te puede interesar: Biden firma una ley que extiende el Programa de Protección de Cheques de Pago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.