El Senado de Georgia aprobó un proyecto de ley que podría revocar los arrestos de ciudadanos este lunes. La propuesta llega tras el asesinato de Ahmaud Arbery el año pasado.

La legislación se aprobó en una votación de 52 a 1. La medida tiene como objetivo limitar los arrestos y que los mismos se lleven a cabo por ciudadanos a agentes de policía, agentes de seguridad y dueños de negocios. También que no se use la fuerza letal durante un arresto “a menos que una persona esté en peligro inmediato”, informó The Hill.

“No se puede usar la fuerza letal para detener a alguien si cree que podría haber robado un televisor de la casa de alguien en la calle, porque a veces esto lleva a consecuencias que no se pretenden cuando los ciudadanos intentan jugar a ser oficiales de policía, sin estar capacitados y no tener la imagen completa”, dijo el senador estatal Bill Cowsert.

Además, establece que si durante el arresto ciudadano un oficial de policía no llega dentro del período de tiempo impuesto en la ley, la persona debe ser liberada.

La enmienda, propuesta por la senadora estatal Lindsay Tippins, permite que cualquier dueño de negocio lleve a cabo un arresto en caso de creer que su propiedad fue robada se agregó en una votación de 33 a 18.

Te puede interesar: El Senado podría ver un cercano acuerdo bipartidista para el control de armas

Este agregado significa que el proyecto de ley debe volver a la Cámara para otra votación.

El gobernador Brian Kemp informó que firmará el proyecto de ley. Esto hace que se revoque una ley estatal de 1863 que imponía que «cualquier persona privada puede arrestar a un delincuente si el delito se comete en su presencia o dentro de su conocimiento inmediato».

Dicha ley fue citada durante el caso de Gregory McMichael y su hijo Travis McMichael, dos hombres blancos juzgados por disparar y matar a Arbery, un hombre negro, mientras corría. Ambos han sido acusados de asesinato y agresión agravada. Están detenidos sin derecho a fianza.

El gobernador calificó el acto como «horrible» y dijo que la ley «previene las terribles consecuencias de una ley vaga y obsoleta».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.