Jon Santiago es actualmente representante del distrito de Suffolk. (Foto: Jon Santiago)

De origen latino y dedicado al servicio público, así se define Jon Santiago, quien participa por segunda vez en la carrera por la Alcaldía de Boston.

Santiago, de 38 años, es médico de urgencias en el Boston Medical Center y representante estatal del distrito de Suffolk, que incluye al vecindario de South End. En entrevista con El Planeta habló sobre su visión de Boston y sus propuestas para fomentar la inclusión, educación, desarrollo de vivienda y mejorar la calidad de vida de todos los residentes de la ciudad.

¿Por qué decide lanzase como alcalde?

Esta será la elección mas importante para la historia de nuestra ciudad, en mi opinión. Quiero que Boston sea más fuerte que nunca y por eso voy a ser el líder que se atreva a enfrentar esta crisis y logre hacer una recuperación basada en equidad y oportunidad, punto que yo creo que en este momento son especialmente importantes y requieren a una persona que ha pasado toda su vida en servicio publico. Algo que yo he hecho durante toda mi vida, ya sea como voluntario, también en el Ejército y tratando pacientes en el BMC y, además, he pasado los últimos dos años como representante estatal aquí en Massachusetts. Estas experiencias me han preparado para llevar esta ciudad.

Identidad como latino en Boston

Soy puertorriqueño. Nací en la isla, pero me mudé a los EE.UU. cuando tenía un año y, específicamente a Boston en los años 80. Crecí en Roxbury con una familia de seis personas. Mi padre se mudó a Boston porque quería terminar sus estudios, cosa que logró en Northeastern University.

La historia de mi familia me ha hecho creer en Boston. Es una ciudad que si tú trabajas fuerte, si sueñas, tus sueños pueden realizarse. También pasamos un tiempo difícil. Tenía un tío infectado por VIH y se murió de sida. fue ahí cuando yo dije: tengo que hacer algo con mi vida. Esto impulsó a tomar el camino de la medicina.

Me mudé de Boston a Texas porque creía mi familia que la situación en Boston en los años 90 no era muy buena y terminé la universidad en Texas. Luego estuve 5 anos trabajando por fuera de EE.UU. Estuve en Dominicana, Canadá, Francia, ayudando a la gente y trabajando por la comunidad. Regresé a Boston en el año 2010 a terminar la escuela de medicina y tengo seis años trabajando en el BMC como médico en la sala de emergencia.

Tengo mucho orgullo de ser puertorriqueño, mis padres me hablaban en español cuando era niño, así que puedo entender todo, pero tengo mi acento. Otra cosa es que me casé con una inmigrante de Francia, entonces aprendí a hablar francés y a veces me confundo con las palabras. Esto es un ejemplo de que en Boston hay mucha diversidad. Entonces, yo quiero ser la voz de nuestra gente y junto a ellos para unir a toda la comunidad.

¿Cuál cree que es el problema principal de Boston en este momento como planeas resolverlo

Estamos viviendo una crisis generada por el Covid-19, no solo en hospitales, sino también en el sector privado, la economía, empresas pequeñas. Pero también tenemos que analizar que antes de que llegara el COVID ya teníamos a comunidades que estaban viviendo en crisis.

Yo creo que el trabajo más importante como próximo alcalde es mejorar las escuelas. Lo que estamos haciendo ahora no esta funcionando. Con respecto a las clases remotas, casi 40% de los estudiantes del liceo no está yendo a los cursos. Tenemos que asegurarnos  que los estudiantes van a ir a las escuelas y también trabajar por la salud, la economía y las brechas sociales como raza, clase y género.

¿Cómo abordaría el tema de la falta de vivienda?

Yo he pasado los dos últimos años trabajando como representante. Por medio del cargo he buscado cómo dar recursos del estado a las ciudades, regulaciones para hacer construcciones de viviendas mas fáciles, construir más, entregar más recursos a la gente que los necesita.

Por ejemplo, South End es una comunidad muy diversa y juntos, sin importar diferencias sociales, hemos tenido que trabajar juntos para llegar a las metas, seguir con la construcción y dar recursos a los más afectados.

Manejo de la pandemia

Mi enfoque es con los pacientes más graves y los que no tienen recursos, como las comunidades afroamericanas y latinas. Estoy luchando para que esas personas tengan acceso a la vacuna. Necesitamos guiarlos, educarlos y crear políticas para generar confianza entre los más vulnerables.

Las minoría están en desventaja. Muchas tienen miedo o no comprenden las investigaciones que se realizaron. Yo, como médico, científico, político, creo que en la vacuna y sé que está salvando vidas. Incluso ya me vacuné, recibí la primera dosis en diciembre y la segunda en enero.

La vacuna es segura es efectiva y nos sacará de esta crisis. Es la única manera de salvar a la comunidad y la economía.

Debemos realizar campañas de difusión y empezar a trabajar con gente de la comunidad. Incluso con mi trabajo en el hospital a cada paciente que veo intento tomarme dos minutitos para hablarle sobre la  vacuna. Recordemos que hay una historia con las minorías, la comunidad afroamericana, no tienen confianza en el sistema de salud de EE.UU. Tenemos que  poner los recursos para educarlos y acabar con los prejuicios.

Estrategias de integración

Tenemos que meternos en la política Si queremos cambiar el sistema. El 20% de la población de Boston son latinos. Hay mucha diversidad. Tenemos que votar, educarnos, entrar en campaña, para sentir que todos tenemos voz.

Cuando corrí (la carrera por la alcaldía) la primera vez en 2018 toqué puertas hablando con gente. Y, aunque no podemos repetirlo ahora por el COVID, sigo conectando con las necesidades de la población.

En muchos aspectos me encuentro como el único latino y creo que no es justo. Debemos seguir trabajando para que esto cambie y seamos muchos ejerciendo y aportando en distintos espacios.

Qué le parece positivo del legado de Marty Walsh y qué considera que debería cambiarse o mejorar

Me parece que Walsh hizo un buen trabajo en tiempos de COVID. Con las tres poblaciones mas complicadas de tratar, como lo son inmigrantes, ancianos y homeless, Walsh hizo buen trabajo, sobre todo con el tercer grupo. Comprendió que la salud tiene conexión con la vivienda. A la gente son casa le dio oportunidad de tener un techo e, incluso, en Boston los homeless no fueron tan afectados por el COVID en comparación con otras ciudades. También dio importancia al desarrollo económico, aunque tenemos un tiempo difícil con empresas pequeñas, pero si comparas con otras ciudades es respetable lo que hizo Walsh.

Yo tendré mis prioridades para futuro de Boston, el que vamos a hacer juntos y en el que vamos  a escribir la próxima página de la historia. Hay mucho trabajo que hacer sobre todo con las escuelas donde 70% de los estudiantes son pobres, 42% son latinos, entonces tenemos que involucrar a los estudiantes latinos, porque ellos serán los futuros líderes de esta ciudad y yo voy a asegurarme de que los estudiantes tendrán oportunidad de tener éxito en Boston.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.