Este sábado, el secretario de Estado, Antony Blinken, criticó las acciones de China, cuyo gobierno aplicó sanciones contra funcionarios estadounidenses, hecho que alimenta la tensión entre ambas naciones.

«Los intentos de Beijing de intimidar y silenciar a quienes se pronuncian por los derechos humanos y las libertades fundamentales sólo contribuyen al creciente escrutinio internacional del genocidio y los crímenes de lesa humanidad en curso en Xinjiang», manifestó Blinken en un comunicado. «Nos solidarizamos con Canadá, el Reino Unido, la UE y otros socios y aliados de todo el mundo para pedir a la República Popular China que ponga fin a las violaciones de derechos humanos y los abusos contra los uigures predominantemente musulmanes y miembros de otros grupos minoritarios étnicos y religiosos en Xinjiang. y liberar a los detenidos arbitrariamente”.

Sanciones

Entre los funcionarios estadounidenses sancionados por el gobierno chino figuran Gayle Manchin, directora de la Comisión de Libertad Religiosa Internacional, quien no podrá visitar China continental, Hong Kong o Macao, así como tener relaciones con entidades financieras del gigante asiático.

Tony Perkins, vicepresidente de la comisión, también fue sancionado, informó POLITICO.

Biden y China

Este jueves, el presidente Joe Biden brindó su primera conferencia de prensa en el cargo. Desde la Sala Este de la Casa Blanca, el demócrata fue preguntado sobre la relación con China, sobre lo cual indicó que el presidente «Xi Jinping es muy listo y no tiene una pizca de demócrata»; no obstante, «cuando fui elegido me llamó para felicitarme. Tuvimos una conversación de dos horas y dejamos varias cosas en claro. Le reiteré lo que varias veces le dije en personas, que no buscamos una confrontación aunque sabemos que habrá una competencia intensa. También le insistí que se ciñera a las reglas internacionales de comercio».

En su contacto, el demócrata le dijo que Estados Unidos valora la noción de la libertad y los Derechos Humanos y en tanto en China se sigan violando, «vamos a seguir llamando la atención del mundo para dejar claro lo que está sucediendo».
«Veo una fuerte competencia con China», añadió. «Ellos tienen una meta y no los critico, pero quieren ser los líderes del mundo y eso no va a ocurrir durante mi gestión».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.