COMICIOS. Aunque Trump denunció presunto fraude en Georgia, no pudo demostrarlo y perdió la elección. | Foto: Efe.

El gobernador republicano Brian Kemp promulgó el jueves una amplia legislación sobre los votos. Los defensores argumentaron que es necesaria para reforzar la confianza en las elecciones del estado, pero los críticos consideran que provocará filas más largas, control partidista de los comicios y procedimientos más difíciles para los votantes que intentan emitir sus boletas por correo.

La medida en Georgia es uno de los primeros proyectos de ley sobre los votos que se aprueban, ya que decenas de legislaturas estatales consideran aplicar restricciones sobre cómo se emiten y cuentan las boletas después de las elecciones presidenciales de 2020, cuando el presidente Donald Trump denunció sin evidencia la integridad de los resultados electorales en seis estados, pero perdió.

La nueva ley impone requisitos de identificación para quienes emiten sus votos por correo; restringe el uso de buzones para votar en ausencia; permite a los electores impugnar la elegibilidad de un número ilimitado de votantes y requiere que los condados celebren audiencias sobre tales impugnaciones dentro de los 10 días; también convierte en un delito que grupos de terceros distribuyan alimentos y agua a los votantes que hacen fila; bloquea el uso de camionetas de votación móviles, como hizo el condado de Fulton el año pasado después de comprar dos vehículos a un costo de más de $700 mil; e impide que los gobiernos locales acepten directamente subvenciones del sector privado.

La ley de 95 páginas también quita autoridad al secretario de estado, convirtiéndolo en un miembro sin derecho a voto de la Junta Electoral del Estado, y permite a los legisladores iniciar la toma de posesión de las juntas electorales locales. Estas medidas, según los críticos, podrían permitir a los designados partidistas retrasar o bloquear los comicios, certificación o apuntar a jurisdicciones fuertemente demócratas, muchas de las cuales están en el área de Atlanta y albergan las concentraciones más altas de votantes afroamericanos.

Lee también: Demócratas presionan a Biden para devolver la autoridad de los poderes de guerra al Congreso

La medida, respaldada por republicanos, salió de la Cámara de Representantes y el Senado del estado en una sola tarde gracias a los votos alineados del partido.

Kemp lo firmó poco después y dijo en una conferencia de prensa que con la nueva ley, “Georgia dará otro paso para garantizar que las elecciones sean seguras, accesibles y justas”.

“Contrariamente a la retórica hiper partidista que puede haber escuchado dentro y fuera de esta cúpula dorada, los hechos son que esta nueva ley ampliará el acceso al voto en el estado”, agregó el gobernador. Señaló que todos los condados de Georgia ahora han ampliado la votación anticipada los fines de semana.

Pero los demócratas y los defensores del derecho al voto condenaron el proyecto de ley como un esfuerzo flagrante para dificultar que algunos votantes emitan sus votos, particularmente aquellos en condados más grandes y con minorías.

Te puede interesar: Cómo el miedo y los tiroteos impulsan el negocio de la industria de las armas

“Es como el árbol de Navidad de los regalos en términos de supresión de votantes”, dijo la senadora Jen Jordan, demócrata, en el pleno del Senado el jueves. Denunció que la legislación trata de mantener el control a cualquier costo en vez de ampliar la oportunidad de votar.

Más tarde, el jueves, la representante estatal demócrata Park Cannon fue arrestada por la policía estatal cuando llamó a la puerta del gobernador para observar la firma del proyecto de ley, interrumpiendo la conferencia de prensa de Kemp, un momento capturado por otros en el Capitolio en videos publicados en las redes sociales.

En 43 estados de todo el país, los legisladores republicanos han propuesto al menos 250 leyes que limitarían la votación por correo, la votación anticipada en persona y el día de las elecciones con restricciones tales como requisitos de identificación más estrictos, horarios limitados o una elegibilidad más restringida para votar en ausencia.

El presidente Biden criticó ayer los esfuerzos de las legislaturas estatales, lideradas por republicanos, para restringir los derechos de voto y dijo que estaba preocupado por “cuán antiestadounidense es toda esta iniciativa”.

Fuente: Amy Gardner y Amy B Wang/The Washington Post.

Traducción libre del inglés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.