Dominion Voting Systems, empresa que vende hardware y software de votación electrónica, incluidas máquinas de votación en Estados Unidos, presentó una demanda por $1.6 billones a la cadena de noticias Fox News por sus críticas a la compañía durante las pasadas elecciones presidenciales.

The Hill reseñó que la demanda apunta a la cadena, la cual impulsó «teorías de conspiración infundadas» de que los comicios le fueron robados al expresidente Donald Trump en un fuerte esfuerzo por levantar sus índices de audiencia.

Según Dominion, Fox News «vendió una historia falsa de fraude electoral para servir a sus propios fines comerciales, hiriendo gravemente a Dominion en el proceso».

La querella se convierte en el más reciente episodio de una serie de demandas basadas en las pasadas elecciones presidenciales en las que el demócrata Joe Biden se impuso al republicano.

Trump fue el principal vocero de esas supuestas irregularidades en el proceso; sin embargo, ni él ni su equipo de abogados presentó pruebas contundentes sobre el fraude en ninguna entidad.

Entre las afirmaciones impulsadas por Fox News destaca que Dominion cambió votos de las elecciones presidenciales mediante unas máquinas creadas por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

De acuerdo con la demanda, la cadena de noticias presentó hechos falsos para tratar de explicar «por qué el presidente Trump perdió en tantos estados».

Derechos de voto

Este miércoles, miembros del Comité de Reglas del Senado discutieron la amplia legislación demócrata sobre los “derechos de voto, el financiamiento de campañas y la reforma de la redistribución de distritos”, reseñó The Hill.

«Este proyecto de ley es esencial para proteger el derecho de voto de todos los estadounidenses, sacar dinero oscuro de nuestras elecciones, así como algunas reformas anticorrupción muy importantes. Se trata de fortalecer nuestra democracia devolviéndole a sus legítimos dueños: el pueblo estadounidense”, expresó durante la declaración de apertura sobre la Ley Para el Pueblo Amy Klobuchar, senadora demócrata y presidenta del panel.

Por su parte, el republicano y senador por Missouri, Roy Blunt, se mostró en contra de la legislación. Blunt aseveró que «forzará una visión única y partidista de las elecciones en más de 10,000 jurisdicciones en todo el país».

El proyecto de ley, conocido como H.R. 1 y S.1, es actualmente una de las prioridades de los demócratas. Pese a que fue aprobado por la Cámara, no logró ganar en el Senado, pues se encuentra controlado por republicanos.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.