Este miércoles, el senador Lindsey Graham, republicano por Carolina del Sur, manifestó que planea reintroducir un proyecto de ley que apunta a rediseñar el sistema de asilo, a través del cual, de acuerdo con información de The Hill, intentaría impedir que los migrantes ingresen a territorio estadounidense mediante el establecimiento de centros de procesamiento de refugiados.

La media también elevaría los estándares para brindar el estatus de a los aplicantes de asilo, situación que haría más difícil para los refugiados obtener el beneficio.

«Lo que estamos tratando de hacer es básicamente decir, si vienes a Estados Unidos, ya no se te permitirá solicitar asilo aquí», comentó Graham. “Queremos que solicite asilo en su país de origen. Si eres un niño y te presentas en nuestra frontera, te enviaremos a tu país de origen. Puede solicitar asilo allí, le daremos una fecha de audiencia aquí. Puede presentarse a su cita en la corte. Pero no te dejarán en libertad dentro de Estados Unidos”.

El senador Graham se mostró a favor de “tratar de manera realista con personas que han estado aquí durante mucho tiempo. Estoy a favor de hacer algo por la población de Dream Act ”; sin embargo, aclaró que «el precio es controlar la frontera».

En el proyecto de ley que Graham presentó se exige el nombramiento de 500 nuevos jueces de inmigración.

Refugios para niños migrantes

Este martes el gobierno de Joe Biden hizo públicas fotos y videos de dos instalaciones de Texas que albergan a niños no acompañados. El contenido audiovisual, llega un día después de que Henry Cuellar, representante demócrata por Texas, publicó fotos del interior de una carpa fronteriza temporal en Donna, Texas, y tanto políticos como ciudadanos piden a la Casa Blanca mayor transparencia en los centros federales.

Un funcionario de la Patrulla Fronteriza y de Aduanas (CBP por sus siglas en inglés) aseguró que la entidad continúa “desalentando a los visitantes externos”, incluida la prensa, en las instalaciones que albergan a los migrantes, reseñó The Hill.

No obstante, CBP publicó dos videos y 44 imágenes de las instalaciones en Donna y El Paso, Texas, para «equilibrar la necesidad de transparencia pública y responsabilidad».

El video evidencia a los menores con máscaras en las instalaciones de la tienda de campaña recibiendo atención médica y alimentos, o durmiendo en el piso con cobijas de aluminio. También se observan niños pequeños que yacen en un corral acompañados de un funcionario que los vigila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.