President Joe Biden speaks about his coronavirus relief package at the White House, flanked by, from left, Vice President Kamala Harris, Senate Majority Leader Charles Schumer, D-N.Y., and House Speaker Nancy Pelosi, D-Calif. CREDIT: Washington Post photo by Jabin Botsford

El presidente Joe Biden anunció el martes que el mercado federal de seguros permanecerá abierto para que los consumidores compren planes de salud de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio hasta mediados de agosto, duplicando la duración de un período de inscripción adicional sin precedentes que se lanzó el mes pasado.

Hablando en un hospital oncológico e instituto de investigación de la Universidad Estatal de Ohio, Biden hizo el anuncio como parte de un reconocimiento al 11° aniversario de la ACA. La extensa ley de atención de la salud ha ayudado a más de 20 millones de estadounidenses a obtener cobertura a través de los planes de salud del mercado y Medicaid, y ha alterado muchos otros aspectos del sistema de atención de la salud de EEUU, Incluso cuando sigue siendo un objetivo de la vehemente oposición republicana.

“Tenemos el deber no solo de protegerlo, sino de mejorarlo”, dijo el presidente ante una audiencia que incluía oncólogos e investigadores del cáncer.

En pro de la salud

El aumento del tiempo de inscripción especial refleja la determinación de Biden de utilizar la ley de atención médica de 2010 como punto de apoyo para expandir la cantidad de estadounidenses que tienen acceso a un seguro asequible y, como resultado, a la atención.

La extensión del plazo, del 15 de mayo al 15 de agosto, también refleja las esperanzas de la administración de que un aumento inminente de los subsidios federales para los planes de salud de la ACA será un potente imán para atraer a más estadounidenses a este tipo de seguro.

El plan de alivio del coronavirus de $1.9 billones que Biden promulgó este mes contiene el primer aumento desde la aprobación de la ley de los subsidios que ya ayudan a casi 9 de cada 10 personas con planes de salud de la ACA a pagar las primas mensuales.

Te puede interesar: Biden recurre a Harris para liderar los esfuerzos en la frontera sur

A partir del 1 de abril, los subsidios serán mayores para las personas que ya califican. Esos créditos fiscales cubrirían completamente las primas para personas con ingresos de hasta aproximadamente $19 mil para una persona y casi $40 mil para una familia de cuatro, es decir, el 150 por ciento del nivel federal de pobreza.

Y por primera vez, los subsidios llegarían a muchos miembros de la clase media, que han estado entre los grupos que encuentran inasequibles los planes de salud de la ACA. La nueva ley pone fin a una regla que había establecido un límite a los subsidios de las primas, lo que los hacía inaccesibles para los consumidores con ingresos de más de $51 mil para una persona y $106 mil para una familia de cuatro, el 400 por ciento del umbral de pobreza.

The Washington Post. Traducción libre por El Tiempo Latino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.