Este martes, la vicepresidenta Kamala Harris se pronunció sobre el reciente ataque armado en Boulder, Colorado, donde este lunes un hombre disparó en un supermercado y asesinó a 10 personas.

La funcionaria calificó el hecho como algo «absolutamente trágico».

“Diez personas haciendo su día, viviendo sus vidas, sin molestar a nadie. Un policía que está cumpliendo con sus funciones, y con mucho coraje y heroísmo”, indicó la demócrata según citó The Hill.

Pese a su pronunciamiento, Harris no respondió a la pregunta sobre si es prioritario para la Casa Blanca una legislación sobre el control de armas.

Violencia armada

Un nuevo tiroteo puso otra vez sobre la mesa la discusión sobre el control de armas en Estados Unidos, donde un hombre acabó con la vida de diez personas al disparar dentro de un supermercado de Boulder, en Colorado.

El atacante, informaron las autoridades la noche del lunes, se encuentra bajo custodia policial; sin embargo, hasta el momento se desconoce el motivo de su acción.

El hecho ocurrió en horas de la tarde del 22 de marzo, cuando el atacante ingresó con un fusil a la cadena King Soopers, donde abrió fuego contra los presentes.

Uno de los sobrevivientes del ataque dijo a The Denver Post que el hombre «entró y empezó a disparar».

Otro de los testigo del tiroteo, Ryan Borowski, dijo a The Washington Post que su «primera esperanza fue que se le hubiese caído algo a algún empleado. Para el tercer bang ya estaba corriendo. ¡Fue bang, bang, bang, bang, bang! Creo que fueron como ocho (disparos)».

Tanto Borowski como otros clientes del establecimiento lograron escapar por la salida de emergencia del local; no obstante, nueve de ellos y un oficial de policía murieron en el sitio.

Joe Biden

La noche del lunes, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, indicó en Twitter que «el presidente ha sido informado sobre el tiroteo en Colorado y su equipo lo mantendrá informado a medida que se produzcan novedades».

El tiroteo, sumado al ataque en los salones de masaje en Atlanta que dejó ocho víctimas fatales, despertó nuevamente el debate sobre el control de armas en Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.