Este lunes la administración de Biden manifestó su deseo porque el expresidente Trump se involucrara más en las campañas de vacunación contra el COVID-19, motivando a sus seguidores a asistir a los centros y recibir la dosis.

Jen Psaki, secretaria de prensa de la Casa Blanca, informó que “si el expresidente Trump se despertara mañana y quisiera hablar más sobre la seguridad y eficacia de la campaña de la vacuna, ciertamente lo apoyaremos».

«Todos los demás expresidentes han participado en campañas públicas. No necesitaban una invitación grabada para hacerlo. (…) Hay muchas formas diferentes de formar parte y asegurarse de que las personas que le profesan apoyo político y respaldo puedan saber que la vacuna es segura y eficaz». 

Por su parte, el presidente Joe Biden ya había alegado anteriormente en una rueda de prensa que aunque el discurso de Trump podría movilizar a muchos de sus seguidores hasta un centro de vacunación, la voz que realmente es importante escuchar es la de todos los profesionales de la salud que están combatiendo al virus, reportó The Hill.

«Lo hablé con mi equipo y dicen que lo que tiene más impacto que cualquier cosa que Trump le diga a la gente del MAGA es lo que dice el médico local, los predicadores locales, lo que dice la gente local en la comunidad. (…) Así que insto a todos los médicos, ministros y sacerdotes locales a hablar sobre por qué es importante recibir esa vacuna, e incluso después de eso, hasta que todos estén vacunados, a usar esta máscara».

Durante la rueda de prensa, a Psaki se le preguntó sobre las encuestas que aseguran que los seguidores republicanos son propensos a negarse a recibir la vacuna contra la pandemia, a lo que respondió que es difícil que Biden y su administración logren convencer a los conservadores se vacunen; pero instó a todos aquellos que se oponen al gobierno del demócrata a conversar con su médico personal, líderes de su comunidad y organizaciones que estén vinculadas a combatir el COVID-19 sobre las dudas que tengan de la vacuna y la importancia de adquirir la inyección.

Continúa en silencio 

Desde que dejó el poder, Donald Trump no se ha manifestado sobre la importancia de registrarse en los centros de vacunación para recibir la dosis contra el brote de coronavirus. Los expertos reconocen que si se sumara a dar un mensaje sobre ello, podría persuadir a muchas personas que hasta ahora se encuentran escépticas. 

En febrero, durante un discurso de 90 minutos, Trump solo hizo alusión de la vacuna para decir a sus seguidores “tomen su oportunidad”. Desde entonces no ha dicho más. 

Hasta ahora, el empresario es el único expresidente de los Estados Unidos que no ha participado en la campaña a favor de la vacuna, a diferencia de Jimmy Carter, Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama quienes instaron a la población a vacunarse.

En sus últimos días como miembro de la Casa Blanca, Donald Trump recibió la vacuna, junto a su esposa, pero sin hacerlo público ante los medios de comunicación.

Anthony Fauci, asesor médico de la Casa Blanca, confesó que sería un «cambio de juego» si Trump alentara a sus seguidores a vacunarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.