GIRA. Joe Biden, Kamala Harris y sus cónyuges están iniciando una gira nacional esta semana para destacar el paquete de ayuda. | Foto: Efe.

El presidente Joe Biden recurrió a Gene Sperling, un veterano demócrata experto en política económica, para supervisar la aplicación de su paquete de estímulo de 1,9 billones de dólares, según personas familiarizadas con el tema.

La posición de Sperling podría anunciarse este lunes, cuando Biden haga comentarios sobre la aplicación del alivio, según las personas que hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizadas a dar detalles de la noticia.

La Casa Blanca se negó a comentar y Sperling no respondió de inmediato a una solicitud de información.

Sperling se desempeñó como director del Consejo Económico Nacional, una oficina de la Casa Blanca, durante las administraciones de Clinton y Obama; y fue asesor económico de la campaña de Biden.

Lee también: Biden advierte que implementar el plan de rescate «requerirá supervisión meticulosa»

El experto había sido considerado un posible candidato para servir como director de la Oficina de Administración y Presupuesto después de que Neera Tanden retirara su nominación, pero la Casa Blanca lo llamó para supervisar el Plan de Rescate de Estados Unidos. Biden firmó el proyecto de ley el jueves después de su aprobación por la Cámara de Representantes y el Senado.

En esta ocasión el alivio incluye cheques de estímulo de $1 mil 400 para millones de estadounidenses, créditos fiscales para niños, ayuda estatal y local, dinero para ayudar a las escuelas a reabrir y fondos para ayudar a distribuir las vacunas contra el COVID-19.

Biden desempeñó un papel similar durante la administración del presidente Barack Obama, supervisando la aplicación del paquete de estímulo de 787 mil millones de dólares mientras la nación se recuperaba del colapso económico de 2008. El actual mandatario a menudo cita esa experiencia cuando discute la importancia de la rendición de cuentas cuando se gastan los fondos de estímulo.

El papel de Sperling podría ser crucial para la evaluación pública del paquete de ayuda y, en última instancia, de la presidencia de Biden. Con una avalancha de casi $ 2 billones en gastos gubernamentales, los problemas y errores siempre son una posibilidad, y los republicanos seguramente estarán atentos si llegan a reportarse fondos malgastados.

Te puede interesar: Biden firma el paquete de estímulo económico un día antes de lo anunciado

El presidente, la vicepresidente Kamala Harris y sus cónyuges están iniciando una gira nacional esta semana para destacar el paquete de ayuda: buscan evitar los errores que Biden y otros demócratas creen que Obama cometió al no ser lo suficientemente directo sobre los beneficios del paquete de estímulo de 2009.

El gobierno federal podría enfrentar obstáculos en la administración de los programas debido a la magnitud del paquete, uno de los programas de ayuda económica más grandes en la historia de Estados Unidos. Gran parte del trabajo recaerá en el Servicio de Impuestos Internos, que deberá encargarse de la distribución de los créditos fiscales ampliados por hijos.

Los estadounidenses ya han comenzado a recibir cheques de estímulo mediante depósito directo, pero los otros elementos del alivio podrían tardar meses en distribuirse. Una señal de los desafíos que se avecinan: miles de millones de dólares de los paquetes de ayuda aprobados bajo la administración Trump aún no se han distribuido.

Jeff Stein contribuyó a este informe.

Fuente: Tyler Pager/The Washington Post.

Traducción libre del inglés por El Tiempo Latino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.