Casi 7 millones de contribuyentes están en el limbo y enfrentan retrasos sustanciales para obtener reembolsos en lo que va de esta temporada de presentación de impuestos, ya que el Servicio de Impuestos Internos (IRS por sus siglas en inglés) lucha por mantenerse al día con las demandas de emitir cheques de estímulo e implementar innumerables cambios en el código tributario de los paquetes de alivio del coronavirus, que incluyen el que firmó el presidente Biden esta semana.

Hay 6.7 millones de declaraciones que aún no se han procesado, más de tres veces la cantidad que había en el mismo período del año pasado, cuando menos de 2 millones de declaraciones enfrentaron retrasos en el procesamiento, según muestran los datos del IRS.

Las demoras son en gran parte el resultado de un año de medidas de estímulo extraordinarias que han creado declaraciones de impuestos más complicadas para millones de estadounidenses. El IRS ya se estaba esforzando por ajustarse después del paquete de estímulo de diciembre. El más nuevo, el American Rescue Plan, agrega aún más tareas para la agencia, incluido el envío de otra ronda de pagos únicos, la realización de cambios en las reglas tributarias para ayudar a los trabajadores desempleados y el pago de un nuevo beneficio tributario por hijos.

Muchos estadounidenses que no recibieron los pagos de estímulo correctos en enero o el año pasado están solicitando dinero adicional ahora. Y algunos contribuyentes de bajos ingresos son recientemente elegibles para más créditos fiscales de lo habitual. El IRS tiene que revisar manualmente muchas de estas declaraciones, un proceso lento que está retrasando los reembolsos para millones de familias de bajos ingresos, después de que la agencia ha enfrentado una década de recortes presupuestarios y pérdidas de personal.

Más de 100 personas que aún esperan que el IRS procese sus declaraciones compartieron sus historias con The Washington Post. La mayoría lo presentó de forma electrónica el 12 de febrero, cuando el IRS abrió la temporada de declaración de impuestos. Estaban ansiosos por obtener sus reembolsos y actualizar su información con el IRS antes de que salgan los pagos de estímulo de $1.400; pero un mes después, muchos de estos primeros contribuyentes todavía están esperando que se procesen sus declaraciones y que se depositen sus reembolsos.

«Se supone que voy a obtener un reembolso de $ 5.600. Necesito absolutamente ese dinero, y el IRS simplemente no me da ninguna respuesta”, dijo Frances Johnson, una madre soltera en Burlington, Washington, quien presentó la solicitud el 12 de febrero y necesita el dinero para reparar su automóvil. «Cuando llamo, dicen que tendré que esperar hasta finales de abril».

Los dos problemas principales que han surgido hasta ahora en esta temporada de presentación de impuestos son una gran cantidad de declaraciones enviadas para revisión manual y el mal funcionamiento del popular «¿Dónde está mi reembolso?», una herramienta que funcionó durante semanas. La misma fue reparada el fin de semana pasado, confirmó el IRS, pero persisten las demoras en el procesamiento.

La defensora nacional del contribuyente, Erin Collins, ha estado instando al IRS a que la gente sepa por qué se retrasan las declaraciones. También le preocupa que las demoras en el procesamiento podrían empeorar si millones de personas que ya presentaron sus impuestos tuvieran que presentar declaraciones enmendadas para beneficiarse de los cambios que acaba de promulgar el Congreso.

The Washington Post. Traducción libre por El Tiempo Latino.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *