REAPERTURA. El restaurante Il Canale, en Georgetown, comenzó a recibir comensales al aire libre en su reapertura, con la mayoría de los asientos ocupados. | Foto: Evelyn Hockstein / Para The Washington Post.

Dos gigantes de las aerolíneas dijeron que cancelarían decenas de miles de despidos planificados, debido a la ayuda destinada a ellos en el paquete de estímulo de 1,9 billones, una señal temprana de la pérdida de empleos evitada por la ayuda económica.

Scott Kirby, director ejecutivo de United Airlines, quien había advertido a los empleados sobre 14 mil despidos el mes pasado, anunció en una publicación en las redes sociales que los nuevos fondos del Congreso para las aerolíneas permitirían a los trabajadores recibir sus cheques de pago y atención médica hasta septiembre.

American Airlines, por su parte, informó que planeaba rescindir los avisos que envió el mes pasado a 13 mil empleados sobre despidos previstos.

“Están felizmente cancelados (los despidos), ¡puedes romperlos!”, informaron a sus empleados Doug Parker, director ejecutivo de American Airlines; y Robert Isom, su presidente, en una nota.

“Estamos agradecidos por el apoyo de nuestros líderes gubernamentales y su continuo reconocimiento de todo lo que hacen”, añadieron.

El paquete de estímulo de 1,9 billones de dólares aprobado por el Congreso el miércoles, firmado por el presidente Joe Biden el jueves, entrega pagos para hogares de ingresos medios y bajos; y amplía los beneficios de desempleo para los trabajadores. También reserva cientos de miles de millones de dólares para ciudades y estados; la reapertura de escuelas; distribución de vacunas, y otros fondos para el cuidado de la salud.

Lee también: Casa Blanca anuncia que pagos de estímulo comenzarán a entregarse este fin de semana

A diferencia de los esfuerzos de estímulo anteriores, el paquete de ayuda de Biden incluye mucho menos fondos para las empresas, pero añade $65 mil millones que se destinan a una variedad de industrias perjudicadas, como restaurantes, aviación, entretenimiento en vivo y turismo.

Chip Rogers, presidente y director ejecutivo de la Asociación Estadounidense de Hoteles y Alojamiento, lo calificó como un paso vital hacia adelante que ayudará a las pequeñas empresas y protegerá los empleos.

Advirtió que la pandemia ha acabado con 10 años de crecimiento de la industria hotelera, y señaló que el ocio y la hospitalidad representaron alrededor del 39% de los empleos perdidos durante la emergencia sanitaria.

“Aplaudimos al presidente Joe Biden por reconocer que las pequeñas empresas necesitan más ayuda para superar este momento difícil e instamos al Congreso a actuar de inmediato”, escribió Rogers en un comunicado. “Esta legislación servirá como un salvavidas fundamental para los hoteles y otras empresas que han sido diezmadas por la pandemia”.

Annemarie Strassel, portavoz de Unite Here, un sindicato que representa a 300 mil personas en industrias como hoteles, aeropuertos, transporte y servicio de alimentos, comentó que no se les había informado sobre la cancelación de despidos planificados como resultado del paquete de estímulo. Entre un 70% y un 80% de los miembros del sindicato siguen sin trabajo.

Lee además: Aprobado el estímulo, Biden se enfoca en infraestructura

Pero los miembros del sindicato se beneficiarán de varias medidas, incluida la cobertura de atención médica para las personas que perdieron la asistencia debido al trabajo, cheques de estímulo de $1 mil 400, créditos fiscales por hijos y bonificaciones del seguro de desempleo, dijo Strassel.

“El beneficio real que vemos es el alivio inmediato y directo que millones de personas, incluidos cientos de miles de trabajadores de la hostelería desempleados, experimentarán como resultado de esta ley”, dijo.

El proyecto de ley reserva $15 mil millones para aerolíneas y contratistas de aerolíneas, que han luchado activamente ante la caída de la demanda de viajes durante la pandemia, a fin de mantener a los empleados en la nómina hasta septiembre.

Boeing, que había informado la reducción de su fuerza laboral a unos 130 mil puestos de trabajo para finales de este año, una caída de unos 30 mil empleos desde principios de 2020, no precisó si la ayuda evitaría alguno de los despidos, pero agradeció por el alivio.

“Esta legislación permitirá que las aerolíneas y los proveedores aeroespaciales mantengan a los empleados en el trabajo y listos para ayudar a impulsar una fuerte recuperación económica, y los viajes continuarán sirviendo como motor de la economía global”, aseguró la compañía en un comunicado.

Te puede interesar: El senado recortó $66 mil millones del paquete de estímulo económico

El proyecto de ley también proporciona $8 mil millones a los aeropuertos de Estados Unidos y unos $30,5 mil millones en subvenciones a otras agencias de tránsito. Amtrak, la estatal que recibirá alrededor de $1,7 mil millones, señaló el miércoles que cientos de empleados licenciados podrían ser llamados a trabajar el próximo mes.

La Autoridad de Transporte Metropolitano de Nueva York había advertido que podría tener que eliminar 9 mil puestos de trabajo. Pero se espera que reciba $6 mil millones del paquete de estímulo ahora, que ayudaría a evitar despidos y recortes de servicios en los próximos años.

La Autoridad de Tránsito del Área Metropolitana de Washington, que se prevé que reciba la mayor parte de los $1,4 mil millones en fondos de tránsito destinados a la región, dijo que podría posponer los recortes de servicios y los despidos propuestos para el año fiscal 2022. El año pasado había planteado recortar unos 2 mil 400 empleos.

“El Congreso ha dado un paso más para abordar las necesidades de Metro y los sistemas regionales de transporte, que serán fundamentales para la recuperación económica de nuestra región”, dijo el presidente de la Junta Directiva de Metro, Paul C. Smedberg, en un comunicado.

“Si bien tomará más tiempo resolver todos los detalles, incluida la participación exacta de Metro en estos fondos, los $1,4 mil millones proporcionados por el Plan de Recuperación Estadounidense para las agencias de tránsito de nuestra región nos permitirán evitar las dolorosas reducciones de servicios y los despidos que estaban en la mesa”.

El proyecto de ley también incluye $28,6 mil millones en ayuda para restaurantes.

Algunos propietarios de pequeñas empresas contaron que todavía no están seguros de cómo se beneficiarán del plan de estímulo.

Susannah Koteen, propietaria de Lido, un restaurante italiano en el barrio de Harlem de Nueva York, dijo que esperaba recibir una subvención a través del programa de estímulo para recuperar parte del dinero que gastó en la creación de asientos al aire libre.

Koteen ha reducido su personal, de unos 40 antes de la pandemia a solo 25 o 28. Además, los empleados que permanecen en sus puestos trabajan menos horas que antes. Cuanta más ayuda reciba el restaurante, más probable será que vuelva a contratar a medida que disminuyan las restricciones pandémicas.

Fuente: Eli Rosenberg/The Washington Post.

Lori Aratani, Luz Lazo y Hamza Shaban contribuyeron a este informe.

Traducción libre del inglés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.