El ejército de Estados Unidos atacó este jueves un sitio en Siria utilizado por milicias respaldadas por Irán, en represalia por los recientes ataques con cohetes contra ubicaciones de tropas estadounidenses en Irak, informó un funcionario estadounidense.

«Bajo la dirección del presidente Joe Biden, las fuerzas militares estadounidenses realizaron a principios de esta noche ataques aéreos contra la infraestructura utilizada por grupos de milicianos respaldados por Irán en el este de Siria», dijo el portavoz del Pentágono John Kirby en un comunicado. 

«Esta ofensiva fue autorizada en respuesta a los recientes ataques contra el personal estadounidense y de la Coalición en Irak, y a las continuas amenazas a ese personal», añadió.

Lee también: Jefa de la Policía del Capitolio asegura que atendió advertencia del FBI

Estos son los primeros ataques militares conocidos bajo la presidencia de Joe Biden. El sitio no estaba relacionado específicamente con los atentados con cohetes, pero se cree que fue utilizado por milicias chiítas respaldadas por Irán que operan en la región.

Kirby manifestó que Biden llevó a cabo la agresión después de consultar con los aliados de Estados Unidos, incluidos los socios de la coalición.

«Específicamente, los ataques destruyeron múltiples instalaciones ubicadas en un punto de control fronterizo utilizado por varios grupos militantes respaldados por Irán, incluidos Kait’ib Hezbollah y Kait’ib Sayyid al Shuhada», explicó Kirbry. «La operación envía un mensaje inequívoco; el presidente Biden actuará para proteger al personal de la coalición estadounidense. Al mismo tiempo, hemos actuado de una manera deliberada que apunta a reducir la situación general tanto en el este de Siria como en Irak», añadió.

Se cree que la infraestructura se utiliza como parte de una operación de contrabando de armas por parte de las milicias. La decisión de apuntar al sitio en Siria se tomó «de arriba hacia abajo», dijo un funcionario de defensa. Aclaró que esta no se debió a una recomendación específica del ejército.

Esta acción se producen cuando Washington y Teherán se posicionan para las negociaciones sobre el programa nuclear de Irán. Sin embargo, lo ocurrido hoy podría complicar un proceso ya frágil.

El pasado 15 de febrero se registró un ataque con cohetes contra las fuerzas de la coalición cerca del aeropuerto internacional de Erbil, en el Kurdistán iraquí. En el suceso murió un contratista civil e hirió a cuatro contratistas estadounidenses y un miembro del servicio estadounidense. En ese momento, Psaki dijo que Biden y la administración se reservaban el derecho de responder de la manera y en el momento que eligieran.

Con información de CNN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.