extremismo violento
POLÍTICA| Los gobiernos estatales y locales deberán gastar al menos 7.5% del dinero que perciben para combatir el extremismo violento | EFE

Los estados y localidades gastarán 77 millones de dólares del dinero de la subvención del Departamento de Seguridad Nacional. La medida tiene como objetivo combatir el extremismo violento doméstico, según un anuncio del secretario del DHS, Alejandro Mayorkas.

La decisión es importante debido al incremento en los casos de terrorismo doméstico en el país, que ha sido impulsado por la creciente polarización y la incorporación de las teorías de la conspiración en línea. Esto luego del ataque al Capitolio del 6 de enero. Tras esos hechos, Mayorkas ha convertido la lucha contra el problema en un «Área de Prioridad Nacional», reseñó el portal de noticias Axios.

«Hoy en día, la amenaza terrorista más significativa que enfrenta la nación proviene de delincuentes solitarios y pequeños grupos de personas que cometen actos de violencia motivados por creencias ideológicas extremistas nacionales», dijo Mayorkas en un comunicado.

Lee también: Senado confirma a Jennifer Granholm como secretaria de energía

Según lo establecido, los gobiernos estatales y locales que reciben subvenciones del Programa Estatal de Seguridad Nacional (SHSP) o de la Iniciativa de Seguridad del Área Urbana (UASI) deberán gastar al menos el 7.5% del dinero que perciben para combatir el extremismo violento doméstico.

Dichos programas brindan más de $ 1 mil millones de asistencia a los gobiernos estatales y locales.

En el discurso inaugural de Biden, 15 días después del ataque al Capitolio, este repudió el extremismo político, la supremacía blanca y el terrorismo interno y prometió derrotarlos.

Posteriormente, su administración implementó un plan interinstitucional de tres partes para estudiar y luchar contra la amenaza que este problema representa.

Merrick Garland, el candidato a fiscal general de Biden, aseguró que haría del enjuiciamiento de los insurrectos del 6 de enero su primera prioridad. Asimismo en su audiencia de confirmación afirmó que Estados Unidos enfrenta un período más peligroso que el que enfrentó después del atentado de Oklahoma City de 1995.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.