variante

Una variante del coronavirus detectada en California se convirtió rápidamente en dominante en el estado durante cinco meses y ahora representa más de la mitad de las infecciones en 44 condados, según una nueva investigación de científicos que creen que esta versión del virus debería declararse una «variante» motivo de preocupación que justifica una investigación de seguimiento urgente.

Estados Unidos ha estado intensificando el escrutinio del virus que cambia de forma y los científicos han identificado variantes genéticamente distintas, pero existe una incertidumbre y un debate continuos sobre cuáles de estas mutaciones son significativas y en qué medida. La variante identificada en California ha surgido como potencialmente la primera «variante preocupante» que surgió en Estados Unidos, aunque aún no ha sido designada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

La variante contiene una mutación que los científicos sospechan está mejorando la capacidad del virus para unirse a las células receptoras humanas. Si realmente es más transmisible, como sostiene el nuevo estudio, la variante de California se une a una lista creciente de variantes de virus que circulan en Estados Unidos a medida que el país continúa emergiendo de la devastadora ola invernal de infecciones, hospitalizaciones y muertes.

Lea también: El Senado se centra en si el salario mínimo de $ 15 se mantiene en la propuesta de estímulo económico

Esas métricas han tenido una tendencia positiva desde que alcanzaron su punto máximo en enero. Se desconoce si las variantes pueden ralentizar significativamente o incluso revertir esas tendencias. Los pronósticos deben tener en cuenta múltiples variables, incluidas las tasas de vacunación, la mutación continua del virus y la imprevisibilidad del comportamiento humano.

Pero la evidencia de otros países sugiere que las variantes altamente transmisibles se pueden suprimir mediante intervenciones de salud pública, como el uso de máscaras, el distanciamiento social y las restricciones a las reuniones. También mediante la ampliación de la inmunidad mediante campañas de vacunación.

“Básicamente, no cambia la dirección en la que vamos, que es que queremos mantener los casos en un lugar donde podamos controlar la pandemia. El simple hecho de tener una variante más infecciosa circulando no será el fin del mundo”, dijo Charles Chiu, profesor de medicina de laboratorio y enfermedades infecciosas en la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Francisco.

El estudio no ha sido revisado por pares. Se enviará para su publicación pronto, dijo Chiu. Pero la conclusión de su equipo es coherente con lo que se ha visto varias veces en todo el planeta: el virus no es estático, sino que muta a medida que circula en la especie humana y mejora en la infección de células o choca con la inmunidad natural e inducida por vacunas.

Un estudio separado de científicos de la Universidad de Washington, publicado el lunes en el servidor de preimpresión BioRxiv y aún no revisado por pares, encontró que una mutación conocida como L452R en la variante de California le da al virus una ventaja para unirse a receptores en células humanas. Los autores escriben que «la selección positiva para esta mutación se hizo particularmente fuerte solo recientemente, posiblemente reflejando la adaptación viral a las medidas de contención o el aumento de la inmunidad de la población».

The Washington Post. Traducción libre por El Tiempo Latino

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *