Texas

Los principales ejecutivos del operador de la red eléctrica de Texas, que fueron criticados en los últimos días por la falla masiva del sistema eléctrico en el estado que dejó a millones de hogares sin luz, calefacción y agua, renunciaron este martes.

Entre los que abandonaron el cargo figuran: el presidente de la junta, el vicepresidente, dos directores y un candidato de la junta del Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT), reseñó la agencia de noticias Reuters.

La información de las renuncias se conoció el mismo día que ERCOT recibió una demanda colectiva por parte de los clientes de la empresa que alegaron haberse quedado sin luz y agua potable debido a que no se aseguraron de que la red funcionara bien a pesar del mal tiempo.

Decenas de personas han muerto a causa del frío severo en la entidad. Las autoridades iniciaron investigaciones sobre qué causó el cierre de los generadores de energía y los sistemas de transmisión. Hasta el momento se pudo conocer que los proveedores y comercializadores de energía tiene problemas para pagar los costos. Just Energy, comercializador minorista de energía, publicó una advertencia de empresa en marcha debido a los aumentos de precios.

Lea también: Un bebé con alta carga viral de covid-19 desconcierta a los investigadores

Por su parte, Greg Abbott, gobernador de Texas, aceptó las renuncias de los altos ejecutivos y aseguró que ERCOT estaba en buenas condiciones operativas antes de la tormenta. «La investigación del estado revelará la imagen completa de lo que salió mal y garantizará que no se repita», dijo en un comunicado.

El director de la oficina de Texas del grupo de defensa del consumidor Public Citizen, Adrian Shelley, manifestó que los cambios en ERCOT deberían ir más lejos.

“En última instancia, los legisladores son responsables de no haber creado un sistema en el que se dispusiera de energía más confiable. Las fallas que sucedieron fueron fallas del mercado libre. Tal vez necesitemos una regulación para poner algunas barreras en eso», añadió.

Los altos funcionarios que renunciaron manifestaron que «abandonaron el cargo para permitir que los líderes del estado tengan las manos libres con la dirección futura y eliminar las distracciones», de acuerdo con una carta que fue firmada por la presidenta Sally Talberg, el vicepresidente Peter Cramton y los directores Terry Bulger y Raymond Hepper.

“Nuestros corazones están con todos los tejanos que tuvieron que quedarse sin electricidad, calefacción y agua durante las temperaturas gélidas y continúan enfrentando las trágicas consecuencias de esta emergencia”, agregaron.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *