Unos 16 técnicos médicos de emergencia están comenzando sus cursos en Bunker Hill Community College. (Foto: City of Boston)

El alcalde Marty Walsh y el jefe de Servicios Médicos de Emergencia de Boston (EMS, por su siglas en inglés), James Hooley, anunciaron el viernes 12 de febrero nuevas becas para la certificación de paramédicos entre miembros actuales del EMS.

Unos 16 técnicos médicos de emergencia están comenzando sus cursos en Bunker Hill Community College para convertirse en paramédicos certificados. El objetivo es promover la diversidad y la inclusión en las filas del EMS. 

Coordinado a través de la United Coalition of EMS Providers (UCEP), un grupo dedicado a promover la equidad, la inclusión y la diversidad en todos los rangos, y en asociación con la Oficina de Desarrollo de la Fuerza Laboral de la Alcaldía (OWD) y Bunker Hill Community College (BHCC)

«Boston es una ciudad diversa y es fundamental que nuestros servicios de seguridad pública en Boston, incluidos nuestros paramédicos, reflejen nuestros vecindarios y nuestros valores», dijo el alcalde Walsh. «Estoy orgulloso de que con la beca, continuaremos apoyando la diversidad en Boston EMS y cuidando a todos aquellos que llaman hogar a Boston».

Te puede interesar: A medida que reabren escuelas en Boston, los padres siguen optando por clases a distancia

Los paramédicos son técnicos de emergencias médicas certificados por el estado que tienen una certificación adicional, lo que amplía su alcance de práctica para incluir procedimientos complejos. Los miembros de Boston EMS promovidos al rango de paramédicos ganan aproximadamente un 36 por ciento más que un EMT.  

«Estoy muy orgulloso de lo que UCEP pudo lograr en solo cinco meses, asegurando el apoyo y financiamiento de la Alcaldía, así como coordinando directamente con Bunker Hill Community College. Aumentar la diversidad de nuestros paramédicos dará como resultado un beneficio directo en la atención hospitalaria», señaló el jefe de departamento de Boston EMS, Jim Hooley.     

El 40 por ciento del personal de EMS en los últimos tres años son mujeres y el 36 por ciento se identifica como asiático, afroamericano, latino o con más de dos razas. Dentro del rango de paramédico solo un 6 por ciento de personas son de color y un 19 por ciento son mujeres. La certificación de paramédico, puede costar más de $10,000, lo que dificulta la creación de diversidad en este certificado. 

«Los miembros de Boston EMS seleccionados para la beca paramédico UCEP son 75 por ciento mujeres (12 de 16), 37 por ciento bilingües (6) y 94 por ciento personas de color (15). La elegibilidad para la selección incluyó la membresía de UCEP, abierta a todos los miembros de Boston EMS, y un compromiso de promover la equidad y la inclusión», indicó el adjunto Lee Alexander, quien dirige Diversidad, Reclutamiento y Compromiso para el departamento y es miembro de la junta de United Coalition of EMS Providers.  

Boston EMS es el principal proveedor de servicios médicos de emergencia de la ciudad de Boston y es reconocido a nivel nacional en el campo de la medicina de emergencia prehospitalaria. Para mayor información acerca del programa haz click aquí.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.