El fallo del Tribunal Superior de Massachusetts podría influir en otras pequeñas empresas que intentan negociar reducciones en el pago de alquiler. (Foto: Freepik)

En el que sería uno de los primeros casos clave sobre la exención del pago de alquiler a las empresas durante el cierre por la pandemia, un juez de la Corte Superior de Massachusetts falló a favor de un inquilino.

El 8 de febrero, el juez de la Corte Superior Kenneth W. Salinger dictaminó que Caffé Nero no debía pagar el alquiler a Newbury LLC durante los casi tres meses en los que se le impidió atender a los clientes en el interior debido al cierre de negocios para frenar la propagación del coronavirus en el estado. El fallo también deja inválidas las notificaciones de desalojo y de incumplimiento de pago.

Newbury LLC es uno de los propietarios más grandes de Back Bay y opera propiedades inmobiliarias comerciales bajo el nombre UrbanMeritage. El alquiler mensual de Caffé Nero en su ubicación de Newbury Street es de aproximadamente $13,000 por mes, según Boston Globe. Salinger aplicó el principio legal de «frustración de propósito», diciendo que los pagos de alquiler se excusan cuando «el desempeño se vuelve imposible sin tener culpa ninguna de las partes».

Te puede interesar: Biden planea construir tren de alta velocidad para conectar Boston y Nueva York

Si bien Caffé Nero finalmente cerró la ubicación en octubre de 2020, el fallo podría influir en otras pequeñas empresas que intentan negociar reducciones de alquiler con sus propietarios. «Esta es la primera decisión de este tipo desde que empezó la pandemia. Sirve como un recordatorio y un incentivo para que los propietarios hagan todo lo posible para negociar con los inquilinos y no llegar a tomar medidas drásticas en los tribunales», dijo en una nota de prensa Andrea Martin, abogada de Burns & Levinson que representó a Caffé Nero.

«Esta es una victoria para cualquier otro restaurante que enfrente una situación similar. Estamos encantados de que el tribunal haya aplicado nuestros argumentos a la ley para darle un respiro al arrendatario. (…) esperamos que esta decisión atraiga a más propietarios e inquilinos a la mesa de negociaciones mientras la pandemia continúa causando estragos en la industria de restaurantes», agregó el socio de Burns & Levinson, Michael MacClary.

En una nota a los clientes, el bufete de abogados Prince Lobel indicó que el fallo tenía un enfoque limitado y podría ser anulado en una apelación. 

El arrendatario solicitó una reducción en el pago de alquiler poco después de que el gobernador Charlie Baker ordenara el cierre de negocios el 24 de marzo. En junio, UrbanMeritage demandó a Caffé Nero por más de $300,000 en alquiler atrasado, daños y honorarios legales. Caffé Nero afirma que el propietario «dejó en claro» que quería que salieran de la propiedad. 

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.