Activistas comunitarios y profesionales médicos pidieron el lunes 18 de enero al gobernador Charlie Baker que priorice el acceso a la vacuna COVID-19 para las comunidades afroamericanas e inmigrantes en Massachusetts.

“Nuestros vecinos afroamericanos y latinos han sido los más afectados por la pandemia y no hemos implementado las medidas suficientes para protegerlos”, señala una carta difundida por La Colaborativa y firmada por más de 250 personas y entregada a Baker el día de Martin Luther King Jr. «No podemos permitirnos descuidar a nuestras comunidades».

Por su parte, Baker en un comunicado dijo: «No hay duda de ello. Las comunidades afroamericanas han sido las más afectadas por este virus”. También aseguró que “la respuesta de nuestra administración a la pandemia ha sido constantemente consciente de esta realidad. Hemos aumentado el acceso a recursos de salud pública multilingües y ahora estamos dando prioridad a las comunidades de color en nuestro proceso de distribución de vacunas».

Pero los autores de la carta argumentan que el estado no ha identificado un programa para entregar y administrar las vacunas en puntos críticos.

Te puede interesar: Estadio Gillette abre como centro de vacunación masiva contra COVID-19

Más de 500 residentes de Massachusetts recibieron su primera dosis de la vacuna COVID-19 el lunes en el Estadio Gillette, en lo que se espera sea la primera de varias clínicas de vacunación a gran escala en el estado que ayudarán a combatir la pandemia.

Hasta ahora, según el programa por fases del estado , las vacunas en Massachusetts solo están permitidas para los trabajadores de la salud; instalaciones de atención a largo plazo, hogares de reposo e instalaciones de vida asistida; y, a partir de esta semana, los reclusos en el sistema correccional del estado, los residentes de las instalaciones de cuidado colectivo, así como el personal de dichos entornos.

La Fase Dos, que se espera comience en febrero, priorizaría las vacunas para las personas mayores de 75 años, aquellas con dos o más comorbilidades, así como para los residentes y el personal de viviendas públicas y privadas de bajos ingresos. También permitiría que otros trabajadores, incluidos maestros y empleados de supermercados, reciban dosis.

Se espera que el público en general pueda recibir dosis de la vacuna en la Fase Tres, programada para comenzar en abril, según el estado.

Baker se ha comprometido a reservar el 20 por ciento del suministro para ciudades y pueblos vulnerables con altas tasas de infecciones, pero se debe esperar hasta las Fases Dos y Tres. Habló el lunes sobre el costo desproporcionado de la pandemia en las comunidades de color durante una celebración virtual del día de MLK para la ciudad de Springfield.

“Le pedimos que se asocie con organizaciones comunitarias, como Chelsea Collaborative, para entregar inmediatamente las vacunas directamente a nuestras comunidades más afectadas en Massachusetts, a partir de ahora. Los profesionales de la salud entre nosotros están listos para ayudarlo”, concluye la carta.

Entre los firmantes se encuentran estudiantes de medicina de la Universidad de Harvard y Boston, médicos de los hospitales Mass General Brigham y líderes de clínicas de salud comunitaria en el área de Boston.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *