COMPARTE

El jueves 14 de enero un profesor del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) fue arrestado y acusado de no revelar sus vínculos con el gobierno chino mientras solicitaba subvenciones federales.

Gang Chen, de 56 años, un ingeniero mecánico y nanotecnólogo nacido en China, defraudó al Departamento de Energía de Estados Unidos y no reveló cuentas bancarias en el extranjero e hizo afirmaciones falsas en su declaración de impuestos, según los fiscales federales.

«No, no es ilegal colaborar con donantes extranjeros, es ilegal mentir al respecto», indicó el fiscal federal de Massachusetts, Andrew Lelling. «El gobierno tiene derecho a saber si los fondos estadounidenses para investigaciones, dólares de impuestos públicos, están financiando a personas que también reciben sumas sustanciales de una potencia extranjera».

Te puede interesar: Inicia nueva ronda de vacunación en MA la próxima semana

Chen es el segundo profesor de Massachusetts en los últimos meses en ser acusado de fraude y ocultar conexiones financieras con China.

«Chen no solo ocultó el alcance de sus propias afiliaciones con el gobierno chino, sino que trabajó activamente para promover los objetivos del gobierno chino mientras era empleado del Instituto de Tecnología de Massachusetts», dijo Lelling.

Joseph Bonavolonta, agente especial a cargo de la División de Boston del FBI, señaló que Chen reclutó estudiantes del MIT para los programas de talentos chinos.

Desde 2013, Chen fue financiado con $19 millones en subvenciones federales de Estados Unidos, aseguró Bonavolonta. Para ese mismo tiempo, los fiscales dijeron que recibió $ 29 millones en fondos extranjeros, que nunca fueron revelados al MIT ni al gobierno de Estados Unidos.

«Los cargos en el caso no son por la transferencia de información sensible, se trata de fraude y los cargos fiscales», dijo Lelling.

Ser acusado por fraude conlleva hasta 20 años en prisión, tres años de libertad condicional y una multa de hasta $250 mil. Hacer falsas declaraciones está penado con hasta cinco años de prisión, tres años de libertad condicional y una multa de hasta $250 mil. El no reportar una cuenta bancaria extranjera conlleva hasta cinco años de prisión, tres años de libertad condicional y una multa de $250 mil, según el Departamento de Justicia.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *