Este miércoles, el senador republicano Josh Hawley anunció que se opondrá al triunfo oficial del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, una vez la instancia celebra la sesión para dicho objetivo. El hecho tendrá como resultado forzar el voto sobre los resultados de los comicios.

De acuerdo con información de la agencia de noticias EFE, el movimiento del senador no tendría mayor éxito y en su lugar se ratificará el triunfo del ex vicepresidente por sobre el mandatario actual, Donald Trump.

En su comunicado, Hawley aseguró que presentará «una objeción durante el proceso de certificación del 6 de enero».

Se espera que para esa fecha se reúnan tanto la Cámara Baja como el Senado para poner punto final al proceso y certificar la victoria de Biden, a quien los medios nacionales y agencias de noticias proyectaron como el vencedor de la justa tres días después de las elecciones.

Además del mencionado funcionario, el congresista republicano Mo Brooks también apuntó a una jugada similar, con un potencial desafío a los votos en estados clave que terminaron del lado del demócrata.

Para poder salir airosos, aquellos republicanos que apuntan a dar marcha atrás a la ratificación de la victoria de Biden deberán obtener la mayoría en un sistema de votación a celebrarse en ambas cámaras.

«No tengo ninguna duda de que el próximo miércoles, Joe Biden será confirmado como el presidente número 46 de los Estados Unidos, cuando aceptemos la votación del Colegio Electoral», manifestó este miércoles Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara baja.

Movimientos

Biden, anunció este miércoles la nominación de la Dra. Kathleen Hicks como secretaria adjunta de Defensa y el Dr. Colin Kahl como subsecretario de Defensa para Políticas, de acuerdo con una nota oficial.

Kathleen Hicks y Colin Kahl son asesores respetados y de confianza del presidente electo, con décadas de experiencia combinada en los más altos niveles de gobierno, incluso dentro del Departamento de Defensa en áreas de seguridad nacional.

Serán colaboradores del secretario de Defensa designado Lloyd Austin, para avanzar la estrategia de defensa de la administración Biden-Harris. Conocen el Pentágono por dentro y por fuera y están bien posicionados para asumir la gama completa de desafíos que enfrentan las fuerzas armadas.

“Estos respetados y consumados líderes civiles ayudarán a dirigir al Departamento de Defensa con integridad y determinación, salvaguardar las vidas y los intereses del pueblo estadounidense, y asegurar que cumplimos con nuestra obligación más sagrada: equipar y proteger a quienes sirven a nuestro país, y cuidar de ellos y sus familias durante y después de su servicio”, dijo Biden.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.