Para este lunes 21 de diciembre está prevista la votación en la Cámara de Representantes y en el Senado para aprobar un segundo paquete de ayuda económica. El proyecto de ley incluye $ 900 mil millones de dólares y se espera que el presidente Donald Trump firme la propuesta.

El paquete de $ 900 mil millones será el segundo más grande de ayuda económica aprobado en la historia de Estados Unidos. Asimismo se aprobará $ 1,4 billones para las operaciones del gobierno.

La firma de la ayuda fue anunciada el domingo por parte de Mitch McConnell, líder de la mayoría en el Senado; Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara Baja; y Chuck Schumer, quien lidera a la minoría demócrata en la Cámara Alta.

Las negociaciones del acuerdo bipartidista iniciaron la semana pasada y se extendieron hasta el fin de semana.

“Más ayuda está en camino. Hace unos momentos, en consulta con nuestros comités, los cuatro líderes del Senado y la Cámara finalizaron un acuerdo. Sería otro paquete de rescate importante para el pueblo estadounidense”, dijo McConnell.

Lee más: Secretario del Tesoro asegura que cheques de estímulo comenzarán a llegar la próxima semana

Schumer, por su parte, calificó el paquete de ayuda como insuficiente, pero lo anunció como una medida crítica para “darle al nuevo presidente (Joe Biden) un impulso, una ventaja, mientras se preparaba para enmendar” la crisis económica.

Distribución de los fondos

La legislación incluye cheques de estímulo para millones de estadounidenses por hasta $ 600 por persona. El tamaño de ese beneficio se reduciría para quienes ganaron más de $ 75 mil en 2019 y desaparecería por completo para aquellos que percibieron más de $ 99 mil.

Los cheques de estímulo proporcionarían $ 600 por adulto y niño, lo que significa que una familia de cuatro integrantes recibiría $ 2 mil 400 según sus ingresos.

El Congreso también ampliaría los beneficios federales por desempleo por hasta $ 300 por semana, que podrían comenzar el 27 de diciembre hasta el 14 de marzo.

No se espera que los adultos dependientes califiquen para los pagos de estímulo, informaron fuentes familiarizadas con las negociaciones, a pesar del esfuerzo de los demócratas del Congreso. El acuerdo incluiría cheques de alivio para las familias en las que uno de los padres no es ciudadano, pero no para los inmigrantes indocumentados.

El acuerdo también extenderá por un mes la moratoria a los desalojos, que expirará a fin de año, indicaron dos personas con conocimiento del asunto, según The Washington Post. En enero, la administración entrante de Biden podría extenderla nuevamente si es necesario. El paquete de alivio proporcionará aproximadamente $ 25 mil millones en asistencia de emergencia a los inquilinos, aunque no quedó claro cómo se desembolsaría ese dinero.

El gasto más grande en la legislación es de aproximadamente $ 325 mil millones en ayuda empresarial, incluidos alrededor de $ 275 mil millones para otra ronda de financiamiento del Programa de Protección de Cheques de Pago. Se añadió además $ 45 mil millones para el sector de transporte, dirigidos a instituciones como los departamentos de transporte estatales y Amtrak; $ 82 mil millones para escuelas; $ 20 mil millones para distribución de vacunas, y $ 13 mil millones para una expansión importante de los cupones de alimentos.

Con información de Bloomberg y The Washington Post.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.