Richard Hopkins, trabajador postal de Pensilvania, admitió a los investigadores del Servicio Postal de los Estados Unidos que fabricó las acusaciones de fraude sobre las boletas por correo, según tres funcionarios con conocimiento de la investigación y una declaración de un comité del Congreso.

La denuncia de Hopkins fue citada por los republicanos como evidencia potencial de irregularidades en las elecciones, reseñó The Washington Post.

El hombre había afirmado que un director de correos en Erie, Pensilvania, ordenó a los trabajadores postales que colocaran las boletas enviadas después del día de las elecciones como si hubiesen sido recibidas con anterioridad, según citó el senador Lindsey O. Graham en una carta enviada al Departamento de Justicia, pidiendo una investigación federal.

El procurador general William P. Barr autorizó a los fiscales federales a abrir investigaciones sobre acusaciones de irregularidades y fraude en la votación antes de que se certificaran los resultados.

Pero el lunes, Hopkins, de 32 años, dijo a los investigadores de la Oficina del Inspector General del Servicio Postal que las acusaciones no eran ciertas y firmó una declaración jurada en la que se retractaba de sus afirmaciones, según funcionarios que hablaron bajo condición de anonimato para describir una investigación en curso.

Los demócratas del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes tuitearon el martes por la noche que el denunciante se había retractado.

Posteriormente, en un video de Youtube que el empleado publicó el martes por la noche, negó haberse retractado. “Estoy aquí para decir que no me he retractado de mis declaraciones. Eso no sucedió”.

Recomendamos leer: CLAVES: ¿Cuál es el plan de Joe Biden para combatir el COVID-19?

Los republicanos sostuvieron las afirmaciones de Hopkins como las más creíbles porque firmó una declaración jurada, en la que contó haber escuchado por casualidad a un supervisor instruir a sus colegas a modificar la fecha de recepción de las boletas, enviadas por correo después del 3 de noviembre.

La campaña de Trump también citó la acusación en una demanda federal presentada el lunes contra funcionarios electorales de Pensilvania, que busca evitar que certifiquen los resultados.

Tim Murtaugh, un portavoz de la campaña de Trump, dijo que las acusaciones de Hopkins son solo una pequeña parte de las afirmaciones contenidas en la demanda en Pensilvania. Agregó: “No sabemos bajo qué tipo de presión ha estado desde que hizo públicamente esas declaraciones”.

Fuente: The Washington Post.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *