Este sábado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo su primera aparición pública luego de haber dado positivo a la pandeia del coronavirus y haber sido dado de alta tras pasar tres días en el hospital militar Walter Reed, de Maryland.

«Me siento muy bien», aseguró el republicano desde la Casa Blanca. Del otro lado, sus seguidores, la mayoría jóvenes, gritaban «cuatro años más».

De acuerdo con información de la agencia de noticias EFE, Trump apareción con una máscara quirúrgica, la cual se retiró minutos después.

La intervención, que duró no más de quince minutos, llevó al mandatario a asegurar que el encuentro se generó por el apoyo de sus seguidores «a los increíbles hombres y mujeres de las fuerzas del orden».

Su aparición, agregó Trump, también fue dedicada a la comunidad afroamericana e hispana.

«Quiero agradecerles a todos por sus oraciones», señaló. «Estamos empezando muy en grande con nuestros mitines».

El viernes, Trump indicó que el coctel experimental que le fue administrado tras dar positivo a la pandemia del COVID-19 por la farmacéutica Regeneron, ha sido «la cosa más increíble que he visto nunca».

En una entrevista con el programa radial del periodista Ruch Limbaugh, el jefe de Estado hizo la afirmación, cuatro días después de haber sido dado de alta desde el hospital militar Walter Reed, en Maryland, donde estuvo recluido desde el pasado viernes al presentar síntomas graves del brote.

«Sabe, yo no estaba en la mejor forma física. Un día después estaba bien, puede que no perfecto pero bien, pero un par de días más tarde, ahora estoy libre (de coronavirus). Sabe, ahora me siento perfecto, no estoy tomando nada, sabe, estoy fuera del régimen que me dieron pero fue sobre todo este medicamento», comentó el mandatario.

Frente a esta situación, el republicano confirmó que su administración se encargará de mandar a «todos los hospitales» del país, el coctel que hacen tanto la mencionada farmacéutica como la de Eli Lilly.

«Voy a conseguir que los aprueben realmente muy rápido», agregó. «Es la cosa más sorprendente, no es Remdesivir, puede que ayude un poco, pero Remdesivir no es lo mismo. Esto es tan bueno, eliminó al virus».

A su juicio, el tratamiento es incluso mejor que la futura vacuna.

Sean Conley, médico de la Casa Blanca, informó mediante un comunicado que el presidente Donald Trump concluyó el tratamiento

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.