El alcalde de Boston, Marty Walsh, dijo el viernes 2 de octubre que su administración actuaría para proteger a los inquilinos, antes del final de la moratoria de desalojo en Massachusetts a mediados de este mes.

El alcalde aseguró que existe una necesidad urgente de ayudar e informar a los inquilinos sobre sus derechos. Los recursos incluyen apoyo legal, asistencia financiera y la difusión de información.

«Desde el comienzo de la pandemia de COVID-19, la ciudad de Boston ha convertido en una prioridad brindar apoyo a los residentes, incluida la asistencia para la vivienda. Ahora más que nunca, a medida que nos acercamos al final de la moratoria de desalojos en todo el estado, es vital que reforcemos nuestros esfuerzos para mantener a los residentes en sus hogares «, dijo Walsh.

Twitter

Walsh moratoria de desalojo

El alcalde anunció que presentará una ordenanza ante el Concejo Municipal requiriendo que el primer paso para iniciar un desalojo sea enviar un aviso escrito, junto a una carta indicando los derechos de los arrendatarios.

Por su parte, las autoridades de Boston están trabajando en el acceso a la asistencia legal. La Oficina de Estabilidad de la Vivienda ha contratado a personal adicional de la Corte de Vivienda para ayudar a los inquilinos que están comenzando el proceso de desalojo.

Los tribunales de vivienda evalúan la situación del inquilino y determinan qué recursos y servicios serían útiles para preservar y estabilizar su arrendamiento. Esto puede incluir vincularlos con asistencia financiera, búsqueda de vivienda y organizaciones de defensa.

Para asegurarse de que la información de prevención ante desalojos en la ciudad de Boston sea recibida por aquellos en mayor riesgo, la Oficina de Estabilidad de Vivienda realizará un plan de participación y alcance. A partir de la próxima semana, se distribuirá a 46.000 hogares en Boston un correo que anima a los residentes a utilizar los servicios disponibles en el sitio web de la Oficina de Estabilidad de la Vivienda (OHS por sus siglas en inglés) .

Te puede interesar: El Fondo de Resiliencia de Boston distribuirá más de $400 mil a 10 organizaciones locales

El correo proporcionará orientación ante casos de desalojo en seis idiomas, incluidos inglés, español, chino, criollo haitiano y vietnamita.

Además de enviar recursos por correo, la Oficina de Estabilidad de la Vivienda llevará a cabo reuniones comunitarias de vecindario a partir de este mes para compartir recursos sobre los derechos de los inquilinos, solicitar asistencia y presentar una declaración de moratoria de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

Los CDC emitieron una moratoria de desalojo federal destinada a prevenir una mayor propagación del COVID-19. La orden, que finaliza el 31 de diciembre de 2020, previene los desalojos de personas que perdieron el trabajo como consecuencia de la pandemia COVID-19. Para estar cubiertos por la moratoria de los CDC, los inquilinos deben firmar y enviar una declaración a su arrendador indicando que califican para la protección bajo la moratoria.

Las autoridades también han tomado medidas para mejorar los programas que ayudan a los pequeños propietarios de viviendas a cumplir con sus propias obligaciones financieras, hacer reparaciones críticas y permanecer en sus hogares.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.