Este jueves, la jefa de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, indicó que el comportamiento del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante el debate contra el candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, alteró su sueño.

En rueda de prensa, Pelosi señaló que “como presidenta de la Cámara de Representantes, con el paso del tiempo, la gente me ha dicho ‘¿qué le mantiene despierta por la noche?’ La noche del debate vieron lo que me mantiene despierta”.

“Ver a un presidente de Estados Unidos en un debate con un potencial mandatario negarse a condenar a los supremacistas blancos, negarse a comprometerse a una transición de Gobierno pacífica, que ignora la crisis climática mientras nuestro país está ardiendo y nuestras costas son golpeadas por feroces tormentas, que está ahí para destrozar la ley de Asistencia Sanitaria Asequible (Obamacare) en vez de acabar con el virus”, agregó.

Un día antes, desde Ohio, Biden calificó como una «vergüenza nacional» la actitud del republicano en la cita.

En un acto celebrado en Alliance, el demócrata señaló que «quizás no debería decir esto, pero el presidente de Estados Unidos se condujo de una forma que creo que fue una vergüenza nacional».

«No sólo me atacó a mí y a mi familia. También atacó al moderador», agregó Biden.

En un evento que contó con Chris Wallace, presentador de Fox News, el republicano y el demócrata se expresaron sobre temas relacionados al COVID-19, Corte Suprema, economía, elecciones, racismo e integridad electoral.

El primer punto a discutir fue la nominación de Amy Coney Barrett a la Corte Suprema anunciada el sábado por el mandatario, proceso que sería aprobado por el Senado, de mayoría republicano, tras la muerte de la magistrada Ruth Bader Ginsburg. De acuerdo con el jefe de Estado, «las elecciones tienen consecuencias. Tenemos el Senado y la Casa Blanca (…). Ella va a ser sobresaliente, tan buena como cualquiera que ha servido en la Corte».

Uno de los temas que más discusión creó fue el del coronavirus. Para la fecha, el brote ha causado más de siete millones de contagios en el país y más de 200 mil muertes, haciendo de Estados Unidos el país que encabeza ambas estadísticas en todo el planeta.

Aunque Biden dijo que «el presidente no tiene plan alguno y no ha presentado nada» para hacer frente al virus, Trump respondió asegurando que si él estuviera al mando la cifra de muertos habría superado los dos millones.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.