El Senado de Estados Unidos continua con su paso por nombrar de manera oficial a Chad Wolf para el cargo de jefe del Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés), con la aprobación este miércoles del comité que maneja estos asuntos en la mencionada instancia.

De acuerdo con información de la agencia de noticias EFE, la aprobación se gestó gracias a la mayoría republicana del Comité de Seguridad Nacional en el Senado. La misma, aunque contó con la negación de todos los demócratas, no fue suficiente para frenar la acción.

El próximo paso será llevar la votación al pleno de la Cámara Alta, la cual confirmaría sin irregularidades el nombramiento.

Mitch McConnell, líder de la bancada republicana en la instancia, será el encargado de poner fecha a la votación para confirmar a Wolf en el cargo, al cual arribó con un interinato que se acerca al año en labores.

De 44 años de edad, Wolf es visto como un funcionario con fuertes acciones contra inmigrantes. Ha sido el protagonista de un informe personal de su departamento, el cual le acusa de pedir a sus subordinados ser indiferentes a la investigación de inteligencia sobre la influencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016, cuando Donald Trump salió victorioso.

Desde el Comité de Inteligencia de la Cámara baja se abrió una investigación sobre las denuncias y la participación de funcionarios del Departamento en la actuación de los cuerpos de seguridad en las más recientes manifestaciones celebradas en casi todo el país para exigir justicia racial.

Organizaciones como Amnistía Internacional se han pronunciado en contra del futuro nombramiento, señalando que lo más sensato es esperar hasta que se confirme si ha sido culpable por violaciones de los derechos humanos de refugiados e inmigrantes.

Según el mencionado grupo, Wolf estuvo involucrado de forma directa en acciones y decisiones de la administración de Trump para separar familias indocumentadas, parte de la política conocida como Tolerancia Cero, la cual desató todo tipo de críticas contra el gobierno del republicano.

En la audiencia de confirmación celebrada la semana pasada, Wolf indicó que ha rechazado los intentos extranjeros en la intervención de elecciones en Estados Unidos y también que ha «actuado con firmeza contra la agitación civil y la violencia, incluidos los extremistas violentos dentro del país, el tráfico humano, el crimen organizado internacional, el tráfico de narcóticos y la COVID-19».

Para Chuck Schumer, líder demócrata en el Senado, «dado su historial, sería una elección pésima».

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.