A partir de este lunes, 28 de septiembre, los restaurantes de Massachusetts podrán acomodar asientos en el bar y permitir más personas por mesa, así lo indico el gobernador Charlie Baker hace una semana.

Baker dijo que el límite en la cantidad de clientes que pueden compartir una mesa en restaurantes y eventos en el interior o al aire pasaba de seis a diez personas.

Sin embargo, el alcalde de Boston, Marty Walsh, indicó que la ciudad no participará en todas las modificaciones indicadas para los restaurantes debido a un aumento reciente en los casos de COVID-19.

Walsh señaló que Boston no aumentará el número máximo de clientes por mesa más allá del límite de seis.»Esto está en línea con el enfoque cauteloso que hemos estado adoptando para reabrir , y es una respuesta a las condiciones en el terreno aquí en Boston: mayor densidad, menos espacio alrededor de los restaurantes y los datos de COVID que estamos observando. muy de cerca», dijo Walsh.

Te puede interesar: Hospitalizaciones por COVID-19 en Massachusetts caen a 354

La ciudad de Boston no está sola, tras más de 1,000 casos de coronavirus en Massachusetts confirmados durante el fin de semana, Worcester, Framingham y Cambridge están optando por no participar en los cambios, citando preocupaciones sobre el número de casos.

Las nuevas pautas para restaurantes de estado exigen mantener una distancia de seis pies entre mesas y sillas del bar. También permiten que los restaurantes utilicen menús laminados reutilizables, siempre que sean desinfectados después de cada uso. Del mismo modo, los envases de condimentos reutilizables, que estaban prohibidos desde mayo, se pueden usar siempre que solo se entreguen en caso de que un cliente lo pida y además se desinfecten.

Los trabajadores y los clientes todavía necesitan cubrirse la cara en todo momento.

Las nuevas pautas estatales se aplican tanto a los asientos en el interior como al aire libre.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.