La moratoria de desalojo de Massachusetts se mantiene programada para finalizar el 17 de octubre mientras se espera por el diseño de un sistema que proteja tanto a los inquilinos como a los propietarios, tal como aseguró el gobernador Charlie Baker a mediados de septiembre.

La moratoria de desalojo entró en vigor en abril y originalmente estaba programada para expirar el 18 de agosto. Baker extendió la moratoria en julio, asegurando que no se extenderá más allá de mediados de octubre.

Un informe reciente de City Life / Vida Urbana y MIT documentó que más de 300,000 inquilinos de Massachusetts están actualmente en riesgo de desalojo. Por su parte, los tribunales de vivienda también predicen al menos unos 20.000 desalojos que se presentarán solo en Boston el primer día que se levante la moratoria.

Dicho informe también descubrió que el 78 por ciento de las solicitudes de desalojo en Boston fueron en comunidades de color, durante el primer mes del estado de emergencia de Massachusetts .

Te puede interesar: Entran en vigor nuevas pautas para los restaurantes de Massachusetts

Además tomando en cuenta los comicios electorales, la moratoria de desalojo finalizaría tan solo unas semanas antes del día de las elecciones. De ser así, además de ser desalojadas, muchas personas serán excluidas de votar, ya que no podrán enviar sus boletas por correo.

Los inquilinos desalojados al no tener otra opción más que intentar votar en persona, pondrían en riesgo a la salud pública, lo que podría contribuir a una posible segunda ola de infecciones por COVID-19 este otoño .

Por su parte, varios propietarios de Massachusetts exigen que termine la moratoria de desalojo, señalando pagamento de la hipoteca y a los inquilinos que no realizan el pago del alquiler. En una audiencia virtual a principios de este mes, el juez del distrito estadounidense Mark Wolf denegó la demanda realizada por unos propietarios para poner fin de inmediato a la moratoria. Por ahora, la moratoria permanece vigente mientras el caso continúa en litigio.

“Este es un caso inusualmente complejo y desafiante”, dijo el juez federal de distrito Mark Wolf con su opinión de 102 páginas publicada el viernes 25 de septiembre.

Doug Quattrochi, director ejecutivo de la Asociación de Propietarios de Massachusetts, explicó que muchos propietarios están frustrados porque sienten que la moratoria de desalojo es demasiado amplia.

La moratoria pone una pausa a los desalojos «no esenciales», incluidos aquellos por falta de pago del alquiler, como resultado de una ejecución hipotecaria o por una causa distinta a las acusaciones de actividad delictiva o violaciones del contrato de arrendamiento que amenazan la seguridad pública.

El estado anunció millones en apoyo financiero para viviendas, incluido un programa de $20 millones para asistencia de alquiler e hipoteca, desde el comienzo de la crisis de salud pública.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.