La noche de este miércoles en atención a los medios desde la Casa Blanca, el presidente Donald Trump dejó dudas sobre una posible transición pacífica en el poder si llega a perder las elecciones del próximo 3 de noviembre, cita en la que luchará por la relección ante el demócrata Joe Biden, exvicepresidente norteamericano.

«Tendremos que ver qué pasa en ese momento», sostuvo el republicano cuando fue preguntado sobre una posible caída en las urnas.

La acción causó una inmediata reacción, con su oponente en la lucha por la Casa Blanca: «¿En qué país vivimos? Es una broma. Quiero decir, ¿en qué país estamos? Dice las cosas más irracionales, no sé qué decir», declaró Biden, de acuerdo con la agencia de noticias AFP.

Desde el lado republicano, el senador Mitt Romney se manifestó en Twitter, donde señaló que «la transferencia pacífica del poder es fundamental para nuestra democracia; sin ella seremos como Bielorrusia. Cualquier sugerencia de un presidente de que puede evadir esta garantía constitucional es impensable e inaceptable».

Para la fecha, las encuestas muestran a Trump por detrás de Biden. Mientras, las quejas de su campaña sobre la organización de la cita electoral y la opción del voto por correo cada día con más fuerza no faltan.

Ese voto epistolar volvió a ser tema de conversación para el mandatario, quien comentó desde la Casa Blanca que lo mejor es deshacerse «de estas papeletas y será muy pacífico, no habrá transferencia del poder, realmente, será una continuación».

De cara a la visita a las urnas, 62% de los votantes latinos respalda la candidatura del demócrata Joe Biden ante un 26% que apoya al actual presidente, Donald Trump, de acuerdo con una reciente encuesta realizada por varios medios de comunicación.

El sondeo fue realizado en el ámbito nacional por NBC News, Wall Street Journal y Telemundo y difundido el domingo 20 de septiembre, y es el último realizado luego de una serie de encuestas centradas en el voto latino.

De acuerdo con la encuesta, el respaldo hacia Biden se debe en gran medida a los electores jóvenes (71%), las mujeres (67%) y los latinos que hablan principalmente español en casa (68%).

Si bien Biden tiene una calificación favorable más fuerte de 46% en comparación con el 26% de Trump, las calificaciones desfavorables del presidente se encuentran en un nivel más bajo en comparación con el mismo período del último ciclo electoral: en septiembre de 2016, 78% de los latinos tenía una opinión negativa de Trump en comparación con el 56% actual.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.