El presidente Donald Trump anunció este sábado que tiene la intención de nominar rápidamente a un sucesor de la jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg, quien falleció el viernes a los 87 años de edad.

“Nos pusieron en esta posición de poder e importancia para tomar decisiones por las personas que con tanto orgullo nos eligieron, la más importante de las cuales se ha considerado durante mucho tiempo como la selección de los jueces de la Corte Suprema de Estados Unidos (…) ¡Tenemos esta obligación, sin demora!”, tuiteó el mandatario.

Los principales líderes demócratas, incluido el candidato presidencial Joe Biden, han dicho que el Senado debería esperar para considerar un reemplazo de Ginsburg hasta la juramentación del próximo presidente.

El senador republicano Mitch McConnell ha dicho que el Senado votará por un nominado de Trump, pero no ha especificado si eso tendría lugar antes de las elecciones o en una sesión posterior.

Los senadores demócratas, por su parte, tenía prevista una conferencia telefónica este sábado para discutir y diseñar estrategias sobre cómo manejarán la próxima batalla para llenar la vacante en la Corte Suprema. La reunión fue reseñada por The Washington Post con información de dos personas que hablaron bajo condición de anonimato.

Reacciones

El expresidente Barack Obama rindió homenaje a Ginsburg el viernes, al mismo tiempo pidió a los republicanos, que son mayoría en el Senado, evitar votar un candidato de Trump hasta después de las elecciones.





SUCESO. La jueza Ruth Bader Ginsburg se convirtió en un referente mundial en la lucha por la igualdad de género. | Foto de archivo: Efe.

“Ruth Bader Ginsburg luchó hasta el final, durante su cáncer, con una fe inquebrantable por nuestra democracia y sus ideales (…) Así es como la recordamos. Pero también dejó instrucciones sobre cómo quería que se honrara su legado”, dijo Obama en una referencia al comentario de la jueza, días antes de su muerte, de que deseaba no ser reemplazada sino hasta después de la instalación de un nuevo presidente.

La senadora por California Dianne Feinstein, principal demócrata en el Comité Judicial del Senado, quien tiene jurisdicción sobre las nominaciones judiciales, sostuvo que bajo ninguna circunstancia se debe considerar un reemplazo de Ginsburg hasta que el próximo presidente asuma el cargo.

En un comunicado difundido el viernes, Feinstein citó la decisión de McConnell durante 2016 de no otorgarle a Merrick Garland, un candidato a juez del presidente Barack Obama, el proceso de confirmación porque, según argumentó en su momento, los votantes deberían poder decidir mediante las elecciones.

“El senador McConnell dejó en claro su posición en 2016, cuando mantuvo vacante el puesto del juez Scalia durante 10 meses para poder negarle un nombramiento al presidente Obama, un objetivo que él mismo admitió”, argumentó Feinstein.

“Merrick Garland fue nominado para ocupar el puesto de Scalia el 16 de marzo de 2016, 237 días antes de las elecciones presidenciales. Hoy, estamos a solo 46 días de unas elecciones. Pasar por un nombramiento de por vida para el tribunal más alto del país, en particular para reemplazar a un ícono como el juez Ginsburg, sería el colmo de la hipocresía”, añadió la senadora.

Traducción libre del inglés por El Tiempo Latino.

Con información de The Washington Post.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.