Este jueves el grupo de defensa Lawyers for Civil Rights (LCR) denunció que cientos de estudiantes de las Escuelas Públicas de Boston, que solicitaron computadoras portátiles desde la primavera pasada, no las han recibido.

Los datos que dio a conocer públicamente la organización muestran que en muchos casos, los alumnos con discapacidades y los de escuelas con niños de color tenían menos probabilidades de recibir las laptops en comparación con sus pares sin discapacidades o en escuelas más blancas.

A pesar de las promesas públicas del distrito de cumplir con todas las solicitudes, al menos 430 jóvenes con discapacidades y 49 sin discapacidades aseguraron no haber recibido los equipos, aunque es probable que las cifras sean más altas, según dijo Janelle Dempsey, abogada de Lawyers for Civil Rights.

«Dado que BPS planea educar a los niños del estado de forma remota este otoño, tiene la obligación legal de asegurar que todos los estudiantes tengan un acceso constante y fiable a las mismas oportunidades», dijo Dempsey, «y eso significa -como mínimo- proporcionar Chromebooks e Internet a todos aquellos jóvenes que no pueden acceder a estas herramientas educativas vitales de forma independiente», reseñó el Globe.

La Superintendente de las Escuelas Públicas de Boston, Brenda Cassellius, en una entrevista telefónica con el Globe dijo que el distrito movilizó a su personal para entregar 32.000 computadoras portátiles la primavera pasada, dando prioridad a los alumnos con mayores necesidades en el estado. Además negó que los estudiantes de color hayan tenido menos probabilidades de recibir los equipos, alegando que los datos del distrito mostraban mayores asignaciones de Chromebooks.

Según el distrito, “45 por ciento de las laptops fueron para estudiantes latinos y el 36 por ciento para estudiantes afroamericanos, que constituyen el 42 y el 30 por ciento del distrito”. Los jóvenes blancos, “que constituyen el 15 por ciento del distrito, recibieron el 10 por ciento de las computadoras”.

«La totalidad de los datos te dirá que los niños de color estaban consiguiendo equipos portátiles a un ritmo mucho mayor que los blancos y asiáticos», aseguró Cassellius.

Pero Lawyers for Civil Rights dijo que los datos publicados por su organización validaron «las preocupaciones de la comunidad en ciertas escuelas, las cuales revelaron una asignación inadecuada de recursos en función de las líneas raciales y las discapacidades».

Durante la entrevista, Cassellius reconoció que mientras la pandemia golpeaba al estado, el distrito luchaba por conseguir laptops para cubrir el requerimiento de los 53.000 estudiantes que no poseían computadoras propias. Además indicó que el distrito entregó otras 5.000 laptops la semana pasada y que esperaba que un total de 40.000 Chromebooks estuvieran en manos de los estudiantes en las próximas semanas.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.