A raíz de la pandemia de coronavirus muchas ciudades en el mundo han decidido cerrar las calles a los automóviles, abriendo rutas modificadas a los bicicletas y peatones, con el propósito de ensanchar las aceras y ayudar a los habitantes a mantener un distanciamiento social adecuado.

A principios del mes de agosto, el Departamento de Transporte de Massachusetts informó de una quinta ronda de financiación para el programa Calles y Espacios Compartidos de la Administración Baker-Polito, el cual se puso en marcha el 10 de junio y proporciona financiación para crear una movilidad más segura en los municipios de Massachusetts. El financiamiento “permite a las ciudades y pueblos del estado rediseñar e implementar cambios en las aceras y los estacionamientos para apoyar la salud pública”.

Te puede interesar: Massachusetts excluye tres estados de su orden de viaje

Ciudades como Medford, Cambridge y Somerville ya han tomado medidas similares para adoptar en sus comunidades las calles compartidas, por medio de proyectos rápidos de expansión de aceras, reseñó Boston.com.

A través de su cuenta Twitter, Somerville dio detalles de este plan:

“La iniciativa de Calles Compartidas llega al área de la Plaza Davis. La nueva ruta incluirá la avenida Morrison, la avenida Winslow y la calle Clifton entre Morrison y Winslow”. Para conocer los más acerca de esta propuesta visitar: https://somervoice.somervillema.gov/covid19mobility

Twitter

Somerville MA

¿Qué son las calles compartidas?

Las calles compartidas, según Global Designing Cities proporcionan a los peatones el derecho de paso. Los diseños varían en función del contexto y la cultura local, pero parte de la eliminación del borde las aceras y la reasignación de los espacios para estacionar vehículos.

Por ejemplo, en Somerville, las autoridades decidieron abrir las calles laterales y residenciales de bajo volumen a los peatones y ciclistas. Estas nuevas rutas frenan el tráfico vehicular y permiten sólo el acceso a los residentes de la calle, repartidores o el personal de emergencia.

La iniciativa tiene como objetivo dar más espacio a las personas que caminan, bien sea porque están paseando a su perro o porque hacen viajes a la tienda de comestibles, u otros lugares esenciales.

Te puede interesar: Farmacéuticas de MA no se apresurarán en lanzar vacuna contra el COVID-19

«COVID-19″ exacerba las desigualdades existentes que vemos alrededor de nuestra ciudad. Mientras que algunos de nosotros somos capaces de limitar nuestra potencial exposición al virus trabajando desde casa y haciendo llegar lo esencial, muchas personas necesitan viajar durante este tiempo», escribieron los funcionarios de Somerville en SomerVoice. «Específicamente, las comunidades de bajos ingresos y otras comunidades desatendidas pueden no tener otra opción que caminar, andar en bicicleta y tomar el tránsito para acceder a los trabajos, los comestibles, la atención médica y otros mandados esenciales».

Los funcionarios de la ciudad además informaron que casi uno de cada cuatro hogares no tiene acceso a un automóvil, mientras que dos de cada cuatro sólo tienen acceso a un vehículo.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.