En la nueva normalidad las medidas de precaución son lo más importante para evitar contagios de COVID-19, el distanciamiento, uso de mascarillas y evitar los lugares cerrados son los nuevos hábitos que se deben de incluir en la cotidianidad.

Te puede interesar: Estas son las fechas en las que abrirán los principales aeropuertos de Centroamérica

Ante esto, nacen múltiples preguntas, entre ellas: ¿cuáles son las actividades de más riesgo ante el COVID-19? Juan Luis Mosqueda, médico especialista en Medicina Interna, infectólogo e investigador respondió a la pregunta a través de una publicación en su cuenta de Twitter.

“Creo que una manera de orientar es centrarse en 4 aspectos: Distancia, ventilación, uso de cubrebocas, tiempo. Creo que con esto podríamos ponderar cada una de las actividades que hacemos. Siempre debemos buscar los primeros 3 componentes y si no se puede, limitar el tiempo”, explicó.

Twitter

Dr. Juan Luis Mosqueda

Aseguró que en el contexto, una actividad de riesgo es una exposición de 15 minutos donde no haya distanciamiento ni ventilación: “Las situaciones más seguras son en las que usted puede mantener distancia, en áreas bien ventiladas y con todos usando cubrebocas. Cuando empieza a faltar alguno de los componentes, entonces debe preocuparse y limitar el tiempo. Se considera riesgo una exposición (de) 15 minutos”.

¿Qué hay del transporte público? “Si alguien sube al transporte público, NO hay suficiente distancia y NO está bien ventilado, así que lo que se puede hacer es que TODOS usen cubrebocas y tratar de estar en ese lugar el menor tiempo posible. Creo que de esta manera puede ir ponderando el riesgo en sus actividades”, enfatizó el especialista.

También después de tanto tiempo de confinamiento, todos estamos ansiosos de salir y hacer un poco de turismo, pero lo más recomendable son los lugares abiertos y que permitan distanciamiento.

“¿Comer en un restaurante? Puede tener distancia, NO usará cubrebocas (va a comer), así que elija un restaurante al aire libre y no uno pequeño y mal ventilado. ¿Caminar en la calle? Trae cubrebocas, puede estar a distancia de la gente y está al aire libre, es algo de bajo riesgo”, explicó.

Lugares como el cine representan cierto grado de riesgo porque a pesar que puede haber distanciamiento físico, es un lugar que no está ventilado.

Además, “La gente se quitará el cubrebocas para estar comiendo palomitas y tomando bebidas y la película durará alrededor de 2 hrs. Definitivamente es una actividad con riesgo, usted decide si lo vale”, cuestiona Mosqueda.

Los amantes de los viajes también están impacientes por abordar un avión, ¿qué tan riesgoso sería esto? Mosqueda asegura que se debe de tener en cuenta que no hay distancia física y tampoco es un lugar ventilado. Además, es posible que las personas opten por retirar la mascarilla para comer.

“Si yo tuviera que viajar, no me quitaría el cubrebocas para nada y sugeriría que lo mismo hicieron todos los pasajeros, así que no deberían dar botanas o bebidas”, puntualiza.

Sin embargo, el riesgo también está en actividades cotidianas y que hasta el momento parecían tan normales y seguras. Ahora incluso hablar con el vecino representa riesgo: “Usted habló con su vecino, 3 minutos, afuera, ambos con cubrebocas. BAJO riesgo. Usted habló con él en una reunión concurrida, en un lugar cerrado, por horas, sin cubrebocas. ALTO riesgo”.

Te puede interesar: Ministro de Salud confirma 42 médicos fallecidos por COVID-19 en El Salvador

“Valore sus actividades cotidianas, ya vimos que esta contingencia se prolongará mucho, así que no podemos estar siempre encerrados. Cuide tener el mayor número de componentes de prevención y evite las actividades de alto riesgo que no sean esenciales”, concluyó el experto.

Fuente: El Salvador

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.