Este viernes el gobernador Charlie Baker firmó una orden ejecutiva en la que implementa nuevas reglas de viaje para los visitantes y residentes en Massachusetts.

Te puede interesar: Sólo uno de cada tres negocios pequeños de Massachusetts están operativas

La orden según informó Baker, entrará en vigencia este primero de agosto y exigirá a los visitantes que vengan fuera del estado y a los residentes que regresan a Massachusetts, cumplir una cuarentena de 14 días, además de llenar un formulario de salud y entregar resultados de una prueba negativa de COVID-19 con no más de 72 horas de realizada.

Esta orden incluye a los estudiantes que regresan al campus para este otoño.

Según Baker, algunos viajeros estarán exentos de estas normativas, aquellos que vengan de Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, Maine, Nueva Hampshire, Rhode Island, Vermont y Hawai. Estos viajeros sólo deberán proporcionar pruebas negativas a petición o realizarse algún test si las autoridades sanitarias lo solicitan.

Los que no cumplan con estas normativas estarán sujetos a una multa de $500 por día.

«Cada viajero que viene a Massachusetts, no importa de donde venga, tiene la responsabilidad de ayudar a mantener a COVID-19 fuera de la Mancomunidad», dijo Baker.

Te puede interesar: Continúa cayendo la tasa de pruebas positivas en MA

Baker en su declaración de este viernes, pidió a las empresas de Massachusetts no enviar a sus empleados a estados con tasas altas de COVID-19. Además de solicitarle a los operadores de alojamiento informar sobre los viajeros que tengan pensado llegar al estado.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.