La cantidad de pasajeros que usan el transporte público de Massachusetts se ha reducido drásticamente debido al brote de coronavirus, y en respuesta a ello, la MBTA reducirá la frecuencia de los trenes y la mayoría de las líneas de autobuses a partir del martes. El metro operará con horario de sábado y el servicio de ferry será suspendido totalmente de manera temporal.

Las autoridades del T explicaron que estas medidas están destinadas a encontrar un balance entre la baja demanda y la aglomeración de personas, al tiempo que sirve adecuadamente a una cantidad de pasajeros mucho más pequeña, que aún incluye trabajadores que no tienen el lujo de quedarse en sus casas.

Los pasajeros que todavía usan el metro pueden esperar trenes en la Línea Roja cada 14 minutos en las líneas separadas Braintree y Ashmont, y por lo tanto cada siete minutos entre Alewife y JFK/UMass; cada 9 a 11 minutos en la línea naranja; cada 9 a 13 minutos en la línea azul; y cada 7 a 13 minutos en cada sucursal de la Línea Verde, lo que significa que habrá un servicio más frecuente donde convergen las sucursales. El tranvía de Mattapan que conecta con la estación de la Línea Roja de Ashmont cada 12 a 26 minutos.

Los autobuses circularán con menos frecuencia, incluso los de la línea Silver, aunque las rutas express de larga distancia mantendrán el servicio de lunes a viernes. El sistema de ferry se cerrará por completo y el tren de cercanías operará en un horario reducido.

Para más detalles sobre esta actualización, visitar mbta.com/coronavirus.

Keolis Commuter Services, que opera el Commuter Rail, agregó que distribuiría nuevos horarios a los pasajeros en las estaciones clave el lunes.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *