La Organización Mundial de la Salud ha publicado un informe que describe las similitudes y las diferencias entre la gripe y el coronavirus, y hemos querido hacer un resumen sobre esta información, de cara al brote de coronavirus que se ha extendido en Massachusetts (y en todo el mundo) en las últimas semanas.

Similitudes

Ambos se propagan por contacto. Tocar a una persona o superficie contaminada y luego tocarse la cara es una forma segura de enfermarse. También el Covid-19 se propaga a través de gotitas en el aire por la tos o el estornudo de una persona infectada.

Muchos de los síntomas son parecidos: ambas infecciones se dirigen al sistema respiratorio. Causan fiebre, fatiga corporal y tos. Los casos respiratorios severos pueden convertirse en neumonía, lo cual puede ser mortal.

El tratamiento es similar. Para el coronavirus, los médicos pueden recomendar los remedios habituales para cualquier enfermedad viral como el flu: descanso, medicamentos para reducir el dolor y la fiebre, así como líquidos para evitar la deshidratación.

Diferencias


-El coronavirus necesita más tiempo de incubación que el flu.
Esta es probablemente la mayor diferencia entre los dos. Los síntomas de la influenza se manifiestan más rápido y un intervalo en serie más corto (o el tiempo entre casos sucesivos). El intervalo en serie del coronavirus es de alrededor de cinco a seis días, mientras que la brecha de gripe entre los casos es alrededor de tres días, dice la OMS. Entonces la gripe aún se propaga más rápidamente.

-Viralidad: Es lo que hace que un paciente sea infeccioso. Algunas personas comienzan a contagiar el coronavirus a los dos días de contraerlo, y antes de que muestren síntomas, aunque probablemente esta no sea la forma principal de propagación, dice la OMS. El virus de la gripe generalmente se contagia en los primeros dos días después de que comienzan los síntomas, y esto puede durar hasta una semana. Pero un estudio en The Lancet esta semana, que examinó a pacientes en China, mostró que los sobrevivientes aún estaban contagiando el coronavirus hasta unos 20 días después de contraerlo. Esto sugiere que los pacientes con coronavirus permanecen contagiosos por mucho más tiempo que aquellos con gripe.

-Infecciones secundarias. Como si contraer coronavirus no fuera lo suficientemente malo, en promedio lleva a dos infecciones secundarias más. La gripe a veces puede causar una infección secundaria, generalmente neumonía, pero es raro que un paciente con gripe tenga dos infecciones después de la gripe.

-Los niños no son los principales contagiosos: Si bien los niños son los principales culpables de la transmisión de la gripe, este coronavirus parece transmitirse entre adultos. Eso también significa que los adultos son los más afectados, especialmente aquellos que son mayores y tienen afecciones médicas subyacentes. Los expertos están desconcertados sobre por qué los niños parecen estar protegidos de los peores efectos del coronavirus. Una teoría es que el sistema inmunitario de los niños siempre está en alerta máxima y podría ser simplemente más rápido que los adultos en combatir este virus.

-El coronavirus es mucho más mortal que la gripe. Hasta ahora, la tasa de mortalidad por coronavirus (el número de casos reportados dividido por el número de muertes) es de alrededor del 3% al 4%, aunque es probable que sea menor porque muchos casos aún no se han informado. La tasa de mortalidad de la gripe es de 0.1%.

-No hay cura o vacuna para el coronavirus. Todavía no hay una vacuna, aunque se está trabajando en ello. Sin embargo, sí existe una vacuna contra la gripe, y todos deberían vacunarse, sobre todo porque esto podría ayudar a disminuir la carga de los servicios médicos que ya están sobrecargados en las próximas semanas.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.