La organización Lawyers for Civil Rights presentó este lunes una denuncia acusando a la Agencia de Planificación y Desarrollo de Boston (BPDA) por violar la ley federal al no realizar el proceso de revisión de Suffolk Downs accesible para personas que no hablan inglés.

La denuncia fue presentada ante el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos (HUD), y se presenta en nombre de GreenRoots, Inc. y City Life/Vida Urbana, dos grupos comunitarios que presionan para que el proyecto incluya más viviendas asequibles y medidas de resistencia climática.

Los querellantes le piden a HUD que detenga el proyecto hasta que el BPDA cumpla con las leyes federales e insta a la Ciudad de Boston a que realice voluntariamente una auditoría independiente de acceso al idioma de todas las agencias de la ciudad.

La empresa HYM Investment Group, dirigida por el ex-director de Boston Redevelopment Authority, Tom O’Brien, compró el sitio de 161 acres a principios de 2017 por $151 millones, a los propietarios de los hipódromos, que perdieron su apuesta hace unos años para construir un casino allí.

Con una extensión de más de cien acres, Suffolk Downs es uno de los proyectos de desarrollo propuestos más grandes en la historia de Boston. Si se aprueba, creará una urbanización completamente nueva en el corazón de East Boston, una comunidad históricamente de clase trabajadora con una importante población que no habla inglés.

La ciudad de Boston misma ha determinado que el 46% de los residentes del este de Boston tienen un dominio limitado del inglés, y la mayoría de estos residentes hablan español, árabe o portugués / criollo caboverdiano.

HYM planea construir un “nuevo vecindario” en un total de 11 millones de pies cuadrados, que incluirá hoteles, viviendas (entre ellas algunas para familias de bajos ingresos), oficinas y tiendas, en los próximos 15 a 20 años.

El sitio está ubicado entre las ciudades de East Boston y Revere, y al lado de las estaciones Suffolk Downs y Beachmont de la Línea Azul de MBTA, a dos paradas del aeropuerto Logan ya 10 minutos del centro de Boston.

La Agencia de Planificación y Desarrollo de Boston está revisando el proyecto, después de varios meses de reuniones en East Boston y Revere por HYM para comenzar a obtener apoyo de la comunidad.

Sin embargo, algunas organizaciones comunitarias se han quejado de que las reuniones de la agencia de la Alcaldía no han sido accesibles para la comunidad internacional de residentes de la zona.

«Nos han sorprendido los intentos poco entusiastas del BPDA de cumplir con sus obligaciones bajo la ley federal», dijo Lisa Owens, Directora Ejecutiva de City Life / Vida Urbana. “Los residentes de habla hispana y sus familias asistieron a reuniones públicas con la expectativa de poder escuchar las presentaciones de los desarrolladores, pero el acceso al idioma ha sido anémico en el mejor de los casos. ¿Cómo se supone que los miembros de la comunidad den a conocer sus necesidades de vivienda asequible y participen en la planificación local si esos procesos están configurados para excluirlos?», agregó.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.