El presidente Donald Trump arribó a Biarritz, Francia, para la cita del G7. En el encuentro, de acuerdo con la agencia Efe, se ha mostrado conciliador con los líderes de otros países. El encuentro ocurre durante un aumento en las tensiones entre Estados Unidos y China, por la “guerra comercial”, algo que genera preocupación en la cita.

Trump participó en un almuerzo con Emmanuel Macron, presidente de Francia, pese a sus discrepancias, aunque se esforzaron en mantener un tono amistoso.

El mandatario estadounidense afirmó, en unas breves declaraciones, que han sido amigos durante un largo tiempo y llevan “una relación especial”.

“Tenemos mucho en común (…) De vez en cuando discutimos solo un poco, no mucho. Pero nos llevamos muy bien”, agregó.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.