Desde Rumania hasta Nepal, lo llaman el «boleto dorado», una lotería de visas para diversidad que ofrece a los cuidadanos de países con baja taza de inmigración la oportunidad de venir a los Estados Unidos.

Los oficiales de Seguridad Nacional dicen que el programa fue el portal de entrada para Sayfullo Saipov, el individuo de Ubekisytan de 29 años de edad acusado de abatir a peatones y ciclistas en una cliclovía de Manhattan el martes, matando a ocho personas.

El Presidente Donald Trump – quien junto a los legisladores Republicanos ha llamado previamente a que se cancele el Programa de Lotería de Visas para la Diversidad – volvieron a hacer un llamado el miércoles, diciendo antes de una reunión del gabinete que «necesitamos deshaceenos del programa de lotería lo mas pronto posible».

«Estamos luchando con fuerza por una inmigración basada en méritos, no mas Sistemas Demócratas de Lotería», tuiteó el Presidente.

Creado en 1990, el programa otorga hasta 50 mil visas al año a inmigrantes de una decena de países alrededor del mundo. Busca diversificar la nación, sin embargo las visas representan una pequeña fracción del aproximado de un millón de tarjetas de residencia que el gobierno emite anualmente.

«El terrosita vino a nuestro país a través del llamado Programa de Lotería de Visas para la Diversidad», tuiteó Trump. «Quiero bases en mérito».

La lotería es poco usual porque no requiere que los extranjeros obtengan patrocinio – por parte de empleadores o familiares – para venir a los Estados Unidos. El único requerimiento es que las personas sean adultas con un diploma de secundaria o dos años de empleo reciente. Los ganadores pueden traer a su cónyugue y a hijos menores de edad. No hay tarifa de aplicación.

Han aplicado millones de personas. Hubo 11 mil 391,134 aplicantes en el año fiscal 2016, la data disponible mas reciente (contando los familiares de los aplicantes, trajo al país un total de 17.5 millones de personas).

Menos del un por ciento de los aspirantes fueron seleccionados aleatoriamenre para recibir una tarjeta de residencia, que les permite residir permanentemente en los Estados Unidos y los coloca en el camino hacia la ciudadanía.

La lotería ha atraído a grandes grupos de inmigrantes de decenas de países de alrededor del mundo, mas notablemente de África y Europa del Este, que representan dos tercios de los ganadores de la lotería en años recientes.

Las naciones que han enviado mas de 50 mil personas a los Estados Unidos en los últimos cinco años – como Canadá, China, Brasil y México – no pueden participar.

La lotería, que ha sido gerenciada por el Departamento de Estado desde que se lanzó en 1995, ha generado preocupaciones en el pasado, incluyendo un Reporte de Rendición de Cuentas del Gobierno en 2007 que dijo que era vulnerable a fraudes y a aplicantes de países que apoyaban el terrosimo.

Hesham Mohamed Ali Hedayet, quien disparó y mató a dos personas en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles el 4 de julio de 2002, vino de Egipto a los Estados Unidos a través de su esposa, ganadora de la lotería de visas. Mohamed Atta, otro egipcio y uno de los pilotos suicidas del 11 de septiembre del 2001, aplicó a la lotería dos veces antes de entrar a los Estados Unidos con otra visa para su formación en la aviación.

Quienes la apoyan dicen que la lotería promueve la diversidad en la nación y contradicen la idea de que los Estados Unidos cierren las puertas a los extranjeros. Para los inmigrantes es una experiencia aleatoria que puede cambiar sus vidas, ofreciendo oportunidades mas grandes que sus sueños.

Los ganadores pasan por un chequeo de su historial y una evaluación intensa antes de que puedan venir a los Estados Unidos. En 2007, la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno sugirió algunas mejoras del programa pero «no encontró evidencia documentada de que los inmigrantes de estos y otros países representaban una amenaza terrosita o de cualquier otro tipo».

«De verdad es una buena manera de traer a personas que no vendrían de ninguna otra manera», dijo Muzaffar Chishti, director de la oficina de Nueva York del Instituto de Políticas de Migración. «La diversidad es un valor en si mismo».

En 2013, el proyecto de ley de inmigración del Senado hubiese cancelado el programa a cambio de la residencia legal de millones de indocumentados que ya se encontraban en los Estados Unidos. Un proyecto de ley propuesto en agosto que reduciría a la mitad los niveles de inmigración por una década también eliminaría el programa de lotería.

La lotería de visas del año fiscal 2019 está en estos momentos recibiendo aplicaciones hasta el 22 de noviembre a la media noche (EST). Está programado que los ganadores se elijan en mayo del año que viene.


Michael E. Miller de The Post contribuyo a este reportaje.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *