El frío no tiene por qué ser un impedimento a la hora de seguir progresando en un deporte o de mantenerse en forma. Eso sí, va a ser un enemigo muy fuerte que va a intentar dejarte en el sofá bajo tu cobija favorita. Pero que después de 5 minutos de movimiento va a desaparecer.

Si te mueves de una manera estacional y sólo haces ejercicio cuando hace buen tiempo difícilmente vas a progresar. Tanto si hablamos de estar en forma, como si hablamos de aprender o mejorar en un deporte, es necesario que des una continuidad a tu entrenamiento.

Sin embargo, debido al frío, en el invierno debes tomar algunas precauciones para no enfermarte. Aquí te damos algunos consejos:

-Visita a tu médico para que te indique si eres apto para hacer ejercicio. Además, consulta con él las vacunas que necesitas para protegerte de enfermedades típicas de la estación.

-Durante la temporada invernal se deben prevenir las enfermedades respiratorias al ejercitarse en parques o jardines; por eso, lo ideal es practicar las actividades físicas en lugares cerrados, como un gimnasio. Sin embargo, si el clima lo permite, es posible salir a correr o hacer deportes al aire libre, pero con precaución.

-Lo más importante es la hidratación. El hecho de que no haga calor no quiere decir que no puedes perder líquidos durante el ejercicio. Recuerda beber agua antes, durante y después de la actividad física.

-Haz ejercicio cardiovascular en en el gimnasio. Trabaja en la flexibilidad y haz ejercicio aeróbico para trabajar en tu acondicionamiento físico.

-Utiliza ropa adecuada para hacer ejercicio: prendas térmicas y de algodón, sudaderos y rompe vientos.

-No hagas ejercicio si estás enfermo o tienes fiebre, catarro o gripe. Mejor guarda reposo para evitar que tu salud se complique

-No comas en exceso. Las comidas de invierno son más calóricas y es posible que con la excusa de que hasta dentro de 6 meses no nos volvemos a poner el bikini, dejemos que la situación se nos vaya de las manos.

-Aumenta el periodo de calentamiento. En verano vale con un par de minutos en la bicicleta para ponerse a hacer ejercicio con el cuerpo a la temperatura adecuada. Sin embargo, en invierno debes aumentar el calentamiento a 7 minutos, como mínimo. Tu cuerpo te lo agradecerá.

-Si practicas un deporte, no olvides usar el equipo adecuado. Los materiales técnicos te ayudarán mucho, pues son más ligeros y ocupan menos, dejándote más libertad a la hora de moverte y, por descontado, también permiten una mejor transpiración, cosa que el cuerpo agradece mucho en invierno.

-Inicia un ejercicio de menos a más, es decir, puedes comenzar con 15 minutos de trote y realiza una caminata durante el primer mes; después incrementa cinco minutos cada cuatro semanas, hasta completar una hora.

-Si tienes una casa de dos pisos subir las escaleras puede ser un ejercicio excelente cuando es tiempo de invierno y no puedes salir de casa para ejercitarte. Sólo recuerda llevar el calzado adecuado, calentar antes del ejercicio y hacer por lo menos 30 minutos en intervalos de 15 ó 10 dependiendo tu condición.

-No olvides que aun en invierno puede haber piscinas techadas y climatizadas a tu disposición. La natación es el ejercicio más completo que puede haber, sólo date el tiempo para secarte antes de salir al exterior para evitar enfermedades.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *