Esta semana, el alcalde de Boston Martin Walsh lanzó un nuevo programa llamado «Save Senior», que ayudará a las personas mayores elegibles a reemplazar su sistema de calefacción si este está viejo o es ineficiente, antes de que comience el invierno.

«Con el invierno tan difícil que tuvimos año pasado, y el otoño acercándose rápidamente, queremos asegurarnos de que nuestros adultos mayores se mantengan cálidos y seguros durante la próxima temporada fría», dijo el alcalde Walsh. «Los ancianos que viven con ingresos fijos no siempre son capaces de pagar por importantes mejoras a sus sistemas de calefacción. Estoy orgulloso de que la ciudad de Boston será capaz de proporcionar este recurso adicional para nuestros residentes».

Los adultos mayores que reemplacen sus sistemas de calefacción antiguos por otros más eficientes, reducirán significativamente sus riesgos de estar involucrados en emergencias de calefacción durante el invierno, y también verán reducciones en sus facturas de energía, lo que les permite ampliar sus presupuestos para cubrir otras necesidades.

«Este es un nuevo y emocionante progama del alcalde Walsh para los mayores de Boston», dijo la comisionada de Asuntos de la Vejez Emily Shea. «Cada invierno escuchamos de muchas personas que luchan por pagar sus crecientes facturas de calefacción y este programa va a ayudar a los ancianos a ahorrar dinero y a la vez a mantenerse calientes este invierno».

Las solicitudes para el programa Save Senior están actualmente disponibles contactando con el Boston Home Center (BHC) al 617.635.HOME (4663) o visitando el sitio web del Departamento de Neighborhood Development.

Para calificar, los candidatos deben ser mayores de 60 años, cumplir con los requisitos de ingresos anuales y deben ser los ocupantes de una propiedad residencial en la ciudad de Boston. El programa está abierto a las personas mayores cuyos ingresos no superen el 80 por ciento del ingreso familiar medio, según lo determinado por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos.

Los propietarios de viviendas elegibles recibirán una ayuda de $3.500 dólares para hacer mejoras a sus sistemas de calefacción.

Las aplicaciones serán recibidas hasta el 31 de octubre de 2015.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *