En Lawrence, más de la mitad de los residentes son hispanohablantes. Sin embargo, hay un policía que está siendo investigado por no querer atender llamadas de emergencia provenientes de personas que sólo hablan en español.

El protocolo del Departamento de Policía de Lawrence deja claro que deben ayudar a cualquier persona que llame al 911 en cualquier idioma, conectándolos con uno de varios traductores disponibles.

Pero en el departamento de policía de Lawrence, llamadas de emergencia como esta fueron rechazados.

El Jefe de Policía James Fitzpatrick se preocupó por lo que reveló una auditoría de rutina, y compartió más de 900 llamadas con algunos medios de comunicación.

«Nos encontramos con estas llamadas particulares que demuestran que esta persona no fue eficaz en su trabajo así que lo llevamos a una investigación más profunda», dijo.

Fitzpatrick dejó claro que, cuando se trata de llamar a la Policía de Lawrence, el idioma no debe ser una barrera, especialmente en una ciudad donde el 75 por ciento habla español.

«Se puede incorporar a un intérprete en la llamada a través del sistema 911 y él le ayudará a determinar de qué se trata», dijo.

El jefe no reveló el nombre del empleado, pero dijo que tiene un historial de violaciónes similares.

«Era una cuestión de que si ellos no manejan las llamadas correctamente, no están logrando prestar correctamente los servicios de seguridad pública», dijo Fitzpatrick.

«Queremos asegurarnos de que todo el mundo esté convencido de que cuando llamen a la Policía de Lawrence van a obtener los servicios que necesitan», dijo.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *