Todos estamos emocionados porque finalmente el verano comenzó. Pero antes de quitarnos la ropa y lanzarnos a la playa, es buena idea comprobar si la puerta quedó bien cerrada y tener cuidado extra por si algún extraño camina por su calle en la noche. Por desgracia, no sólo a las hormigas y a las arañas les gusta hacer acto de presencia cuando el clima se calienta; a los criminales parece que también les gusta sentir el calor del sol.

Las últimas dos semanas han sido particularmente violentas en Boston y alrededores. El 10 de junio, un joven de 16 años fue baleado en Dorchester, el lunes 15 una chica de 24 años acuchilló a su madre en Malden y un hombre de 59 años mató en Peabody a su pareja, con quien tenía una relación de más de 10 años. No pretendemos asociar estos incidentes directamente al clima, pero sí llamar la atención de que hay varias investigaciones que sugieren que existe una relación directa entre el calor y la violencia.

De acuerdo con un informe que emitió el Departamento de Justicia el año pasado, los robos son un 10,5 por ciento más comunes en el verano que en el invierno. Esta investigación estudió los patrones estacionales de las tendencias delictivas, y el robo no fue el único crimen que alcanzó su punto máximo en los meses de verano: el informe mostró que las tasas de delitos violentos graves como violaciones y asaltos agravados también fueron significativamente mayores en los meses de buen clima.

Por otra parte, el diario The Wall Street Journal hace referencia a una revisión de los homicidios en la ciudad de Nueva York entre 2002 y 2009 que encontró que julio fue el mes más violento, seguido de cerca por junio. Un estudio de la Universidad de Carolina del Norte sugiere una teoría bastante extraña que podría ser verdad. Según los investigadores, el calor del verano «conduce a un gran malestar, que a su vez da lugar a un comportamiento más agresivo». Todo este comportamiento puede posiblemente canalizarse en crímenes agresivos.

James Alan Fox, profesor de criminología en Northeastern University, tiene una explicación más simple para el aumento de la delincuencia en los días de verano: «No es necesariamente que la gente está de mal humor cuando hace calor fuera, es que hay más gente fuera de casa, lo que traduce en más víctimas potenciales», dijo.

Según las cifras de Crime Spot, en Boston ha habido 101 robos entre el 1 y el 17 de junio, 30% más que del 1 al 17 de febrero, cuando hubo 69. De igual modo, en ese período de junio se produjeron 36 arrestos mientras que en febrero 25, y hubo 3 tiroteos, y en febrero no hubo ninguno.

Otra investigación de 2013, dirigida por las universidades de Princeton, Cambridge y California en Berkeley fue mucho más allá y estudió el comportamiento violento en varios países del mundo. “Hemos examinado 60 artículos que relacionan el clima con la violencia”, explica Edward Miguel, investigador de Cambridge University y coautor del trabajo. “De esos artículos, hay 27 sobre la posible relación entre el aumento de la temperatura y la violencia, y todos ellos concluyen que ese vínculo existe”.

Los investigadores analizaron la información de 45 bases de datos de diferentes partes del mundo, y encontraron patrones de conflicto similares asociados a cambios climáticos como la sequía y el aumento de las temperaturas. Algunos de los ejemplos incluyen violencia doméstica en Australia e India, asesinatos en EE.UU. y Tanzania, violencia policial en Holanda e incluso el colapso de los imperios Maya y Chino.

Es decir, según este estudio, el calor no sólo produce más crímenes locales sino incluso puede provocar cambios en los gobiernos y la caída de civilizaciones enteras. De este modo, el incremento de 2º C que se prevé en las próximas décadas “puede hacer que crezca hasta en un 50% el número de guerras civiles, especialmente en las zonas tropicales, donde estos conflictos son más frecuentes”, dice Miguel.

Quizás durante el verano debemos tomar precauciones adicionales de seguridad, pero esto no debe mantenernos encerrados lejos de toda la diversión de la temporada. Después de todo, el verano sólo se vive una vez al año.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *