A pesar de varios meses de marchas, protestas, una huelga de hambre, y numerosos intentos por parte de activistas laborales de Tufts University, llegó la noticia de que la universidad despedirá a 20 miembros de su personal de vigilancia durante los próximos tres meses, como había estado planeando hacer desde noviembre.

Un portavoz de Tufts indicó que la escuela defiende el derecho de los alumnos a protestar pero explicó que los recortes de personal ayudarán a dirigir los recursos a la “principal misión educativa” de Tufts.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *