La policía de Bridgeport, Connecticut, recibió una pista esta semana de que un residente de Bridgeport, Enrique Piñeiro, de 61 años, supuestamente acababa de recibir un gran cargamento de drogas.

Cuando fueron a la casa de Piñeiro el jueves, su novia les dijo que el único paquete que había llegado era una caja de mangos de Puerto Rico.

La policía abrió la caja y encontró 2,8 libras de cocaína empaquetada.

Un hombre de Bridgeport se enfrenta a varios cargos después que la policía encontró casi 3 libras de cocaína ocultas en una caja de mangos.

Piñeiro está acusado de posesión de más de un kilogramo de cocaína con intención de vender. Fue liberado después de pagar una fianza de 50.000 dólares.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *