El personal del Franklin Park Zoo de Nueva Inglaterra está de luto por la pérdida de Kali, una jirafa bebé de 4 meses de edad.

Kali no había mostrado ningún signo de enfermedad y nada parecía fuera de lugar cuando los cuidadores del zoológico terminaron su turno la tarde del lunes 9 de febrero. Sin embargo, al día siguiente cuando llegaron en la mañana descubrieron que Kali había fallecido.

«Estamos absolutamente desconsolados por esta noticia. Es devastador para todo el personal y en especial para aquellos que han cuidado de ella con tanta atención desde su nacimiento a principios de octubre», dijo John Linehan, presidente y CEO del zoológico. «En este momento, no sabemos la causa de la muerte y estamos esperando los resultados de las pruebas».

El Dr. Eric Baitchman, director de servicios veterinarios en el zoológico de Nueva Inglaterra, y la Dra. Susie Bartlett, veterinaria asociada, llevaron a cabo la necropsia el día de hoy, que no reveló una causa evidente de la muerte, ni ningún signo de trauma o lesión. Las muestras de tejido fueron enviadas para realizar más pruebas y los resultados pueden no estar disponibles hasta después de un par de semanas.

Debido a que las jirafas son más sensibles a la temperatura que otros animales de la sabana, se les mantiene dentro de un lugar especial temperado cuando hace demasiado frío para estar fuera. Según un comunicado del zoo, no ha habido ningún problema con la calefacción en el lugar donde estaba resguardada la jirafa.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *