Varios estudiantes mexicanos de Boston University, Harvard, Berklee y MIT se reunieron frente al Statehouse de Boston para mostrar solidaridad con los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa México.

El tiempo en Ayotzinapa parece haberse congelado el 26 de septiembre pasado. Aquel día, la vida aquí se suspendió. Las horas pasan pero todas las miradas, los pensamientos y los corazones están puestos en esa fecha, cuando un grupo de unos 80 estudiantes de la Escuela Normal fueron emboscados y atacados por policías municipales en Iguala: seis muertos, 25 heridos y 43 estudiantes desaparecidos. El horror se posó sobre la escuela y hace un mes que no se va.

Hace 30 días que Ayotzinapa vive sumida en la desesperación y la angustia. La mayoría de los padres de los 43 desaparecidos se han mudado a la escuela y derraman lágrimas y dolor por sus hijos a los que busca todo el Estado de Guerrero. Pero los jóvenes no aparecen. Nadie ha logrado encontrarlos. Ni vivos, ni muertos.

Las autoridades han puesto en marcha un megaoperativo de búsqueda que hasta ahora ha encontrado decenas de fosas clandestinas. Sin embargo, ninguno de los forenses que interviene en la búsqueda se ha animado a confirmar si los cuerpos encontrados allí son de los alumnos desaparecidos.

Quiénes son los 43 estudiantes?

Todos los desaparecidos son alumnos de la Escuela Normal Raúl Isidro Burgos de la comunidad de Ayotzinapa, Guerrero, un centro de formación de maestros rurales conocido por su combatividad social.

Entre murales dedicados al Che Guevara y Lenin, esta humilde escuela masculina formó a profesores que se convirtieron en importantes líderes guerrilleros de la década de los setenta como Lucio Cabañas o Genaro Vázquez Rojas. La mayoría de los desaparecidos son alumnos de primer y segundo curso y, aunque la mayoría ronda los 20 años, los hay desde 17 hasta 32.

¿Qué son los Guerreros Unidos?

Este grupo surge de la atomización del poderoso cártel de los hermanos Beltrán Leyva tras el abatimiento en 2009 de su líder Arturo, apodado El jefe de jefes. Entonces empiezan las disputas por el poder territorial entre nuevos ‘mini cárteles’ como Guerreros Unidos y sus enemigos Los Rojos, que dispararon la violencia en regiones como Guerrero y Morelos. El gobierno mexicano señala a Guerreros Unidos como el principal proveedor de amapola y marihuana a Chicago, Estados Unidos y detuvo hace una semana a su líder, Sidonio Casarrubias.

¿Quiénes son el alcalde de Iguala y su esposa?

Hermana de dos exjefes del cártel de los Beltrán Leyva, a María de los Ángeles Pineda se le señala por disponer del poder municipal de su esposo para beneficio de los Guerreros Unidos. Su marido, José Luis Abarca -revocado del cargo de alcalde después de las desapariciones-, está acusado de asesinar personalmente a un líder campesino en 2013. Conocidos en la ciudad como la «pareja imperial» por ser dueños de un emporio joyero en este centro del oro mexicano, ambos huyeron de Iguala dos días después de los ataques y ahora son la pareja más buscada en el país.

¿Por qué se atacó a los estudiantes?

Siguen las dudas en torno a esta pregunta clave. La fiscalía acusa a Abarca de ordenar que sus policías reprimieran a los jóvenes y recuerda, como antecedente, que estudiantes de Ayotzinapa ya habían participado en unas violentas protestas contra el alcalde en mayo y junio de 2013 culpándole de la muerte del líder campesino.

Fuente:

CNN y Univision.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.